jump to navigation

Animatur 20 diciembre, 2003

Posted by jmorsa in Txt.
trackback

Verano del 2003, yo no tenía ni idea a que me iba a dedicar, deprimido por la selectividad que había vuelto a suspender la selectividad con un 4,99, un día recibí la llamada de María José (una compañera del curso de animador sociocultural), la cual había llegado de su tierra (Cáceres) y me había contado que el inem ofrecía un curso para preparar a animadores de hoteles. Ella se iba a apuntar y para no estar sola me dijo que me apuntara; después de lavarme un poco el coco con las cosas que íbamos a aprender y la posibilidad de trabajar con ella en un futuro como animador turístico en algún hotel perdido de las Islas Canarias, la dije que si e inmediatamente nos apuntamos.

Empezamos en julio y fue un gran curso la verdad, la gente tenía muchas afinidades con nosotros, cada día yo me levantaba una hora antes para ir a recoger a María José a su casa con el fin de que no hiciera lo que hizo con el curso de tasoc (empezar a faltar y terminar por no ir), así que guay, aprendimos todo aquello que se supone que nos tenían que haber enseñado en el módulo, y fue divertido porque ocurrieron cosas curiosas como por ejemplo un viaje a Cullera (Valencia), a la que llamábamos “Cuyeira”, y muchas aventuras más que hacíamos en común.

Como era de esperar, yo me cansé de levantarme todos los días muy temprano para ir a buscar a mi compañera de fatigas, por lo que esta empezó a faltar. Por suerte, acudió antes de que se les pasaran las faltas clave para suspender el curso e hizo unas prácticas cojonudas en el polideportivo de Vallermoso con ayuda de mis compañeros; Ágata, Luis, Marta, Andrés,  Jorge…

Al final del todo, dimos un gran espectáculo en la uned, aunque a mis padres pareció no agradarles demasiado, pero lo importante es que salí de allí con cosas nuevas en mi mente, un grupo de nuevos amigos a los sigo viendo de vez en cuando y la satisfacción de haber hecho algo que me gusta por mucho que se oponga el mundo a que lo haga.

En el curso vino incluso mi amigo Mariano a verme hacer aerobic, y a apuntarse en las cosas, se integró tanto en el grupo que intentó conquistar a Luis; ¡pobre chico! y eso que se supone que era hetero, jejeje… en fin, un verano lleno de locuras en el que me  sentí muy bien y se me pasó la historia de haber suspendido selectividad por segunda vez. También puedo decir que con el curso esperaba ir a Canarias un día y conocer a un bomboncito que conocí en el chat… en fin, si me contratan para ir sacaré fotos y comentaré mis locuras en el paraíso canario o donde quiera que me destinen; ¡¡que ganas!!.

Un beso y ¡¡hasta la próxima!!

*Textos copiados de txt de mi ordenador al blog tal y como los tenía escritos


Anuncios

Comentarios»

1. Lucía y yo | CAMINANTE NO HAY CAMINO - 6 noviembre, 2018

[…] “¡Ni me lo recuerdes! ¡Qué vergüenza! Ese programa es más falso que un gato de escayola, buscaban el enfrentamiento fácil entre el torero y yo y no lo consiguieron” y así empezó una larga conversación en el que mezclamos mi trabajo; el suyo, sus dudas de si seguir o no escribiendo porque a causa de su última autopublicación había conseguido la espalda de muchas editoriales, Steiner, gentificacion, drogas, trata de blancas (y blancos), el bullying sufrido por su hija… la cabeza de Lucia bullía a 100% por hora, pero era algo a lo que estaba habituado de mis aventuras con Marta Animatur (a la que por cierto, hace poquito, me ha escrito tras unos años missing jaja). […]


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: