jump to navigation

Mi primer día… 23 junio, 2008

Posted by jmorsa in Epifanias Varias.
trackback

campa 189

CAMPAMENTO 2007- Rivas Vaciamadrid 
(Eso sí que era un campamento XD)

“¡Suerte en tu primer día!” -deja caer algún amigo, en tono jocoso, para desearte ánimo, en el que va a ser tu primer día de trabajo. Aunque más allá de la broma, hay cierta similitud con aquellos tiempos de mochila a cuestas: la incertidumbre, el nerviosismo, las caras nuevas, etc.

Este año no he sido contratado por mi empresa habitual, esa que me deja el cole de al lado de casa, con niños buenacitos a los que conozco desde hace lo menos 5 años, no, esta vez te toca madrugar e irte a la quinta polla, con gente que no conoces, niños de servicios sociales-lo mejor de lo mejor- y una empresa que aunque la conoces, mejor no haberla conocido –ya sabéis un trauma, pero “la pela es la pela”- así que, esos sentimientos se incrementan a medida que se acerca el día o incluso la hora en la que has de madrugar, dejarte ciego con la luz de tu dormitorio, porque a las 6 de la mañana aún es de noche en Rivas y consolarte con la idea de tener mil euros que ni siquiera percibirás porque irán directamente a la matricula del año que viene –puta formación- así que cálzate y cógete un tren lleno de europeos del este y negretes con olor de un desayuno con sustancia; porros y cerveza- si señor, ¡viva la dieta yugoslava!-.

Como pasas de ver la cara a la gente te pones a leer deseando que llegue pronto la parada de puerta de arganda, pero sabes que cuando bajes, te tocará reunir las pocas fuerzas que tienes a esas horas para correr los cien metros lisos y sentarte en algún sitio que no ponga que está reservado para embarazadas, abuelotes y paralíticos, para que no te entren remordimientos de conciencia de camino al trabajo mientras en tu cabeza resuena tu madre con la típicas frases de “que no se te olvide, ten en cuenta, tienes que aprenderte…, un par de cosillas más…”, que empiezan a colapsar tu disco duro con cien mil tareas y funciones.

Después de tu hora y media de medio de trasporte, con lo que eso conlleva-empujones, pisotones, olores, gritos,  molestias, y prisas- llegas confiado de que al menos te quedan 15 minutos para disfrutar de un enorme paseo por las inmediaciones del barrio antes de meterte a sufrir como un negro en el cole. Pero cuando empiezas a despertarte y buscar las calles que anoche a las 12 cogiste a todo meter del callejero virtual dices:

– Coño! Dónde esta la calle Carabanchel? Y la glorieta Parterre?-. Empiezas a preguntar y nadie se entera, no saben donde estas, piensas si ayer in the night, miraste en Madrid o en valencia el callejero, te aseguras y al rato te das un chupito en la frente “mierda! Seguro que es Carabanchel alto”, así que esperazado paras en la primera parada de bus y desesperado deseas que ese autobús te deje  cerquita de tu destino, y lo hace,”uff! Menos mal”, así que concienciado de que te llamará el autobusero cuando estés cerca te pones a leer, hasta que chilla eso de:

– Es aquí!-así que corriendo bajas del bus y te preguntas “y ahora?”, por suete ya son cerca de las ocho de la mañana y la gente anda más despierta que tu como para decirte que está por tal o cual callejuela, así que sigues las indicaciones y cuando crees llegar a al colegio seguido de niños y padres que te afirman que dentro hay un campamento te das cuenta que no es el tuyo mientras te ponen rojos los monitores y los cordinadores del mismo.

-Vale, vale, cojo la indirecta, ya me voy-.

Retrocedes sobre tus pasos y donde creías que era una cárcel, o una fábrica abandonada, donde lo más bonito que decora el colegio sol los grafitos –no de Nashiro, no había ninguno-, ves a tus compis a los que te alegras de ver, intentando poner orden entre tanto mocoso.

Llegas dejas la cartera donde puedes, te presentas y ves que los monitores, pasan un poco del tema, y están un poco a su bola en cuanto al poner orden y tal, te mosqueas de tanto jolgorio y ya tienes el primer enfado de la mañana; primera norma “si un monitor habla todos callados”- a pesar de que algunos monitores les cueste también seguirla-.

Así que después de que nos presentamos una cien mil veces y no quedarnos con sus nombres –porque el que no es Adihalamany es Ankanovaica de todos los santos, empiezas a ponerles motes con el fin de que al menos puedas acordarte de ellos por eso; Adi, Anka, y al que no habla para decir su nombre Pepi -tiene mandanga!

Después de gritar muchas veces y la cosa empieza a resultar, sabes que tienes una edad y un número de chavos a los que ver que no hagan de las suyas, pero el que mis propias compañeras se les escape alguno que otro abre la veda de las nuevas normas “Prohibido escalar la vaya de 10 metros e ir al parque”, así que cual moisés me pongo a dar propinazos con mis leyes a la que los monitores les parecen buenas ideas y asienten como si fueran otro niño más.

Después de pintarles la cara con mierdecitas en plan corazones y florecillas –para chicos y chicas para que luego diga la ministra de igualdad- empieza el desayuno al que acuden como una manda de lobos a pegarse por los sabores del zumo preferido y a tomar el bollo calórico de turno-ainss…que bonito.- Así que es el momento de los 10 minutos de relax donde conoces de dos en dos a tus otros compañeros – si, aún no sabíamos ni nuestros nombres, somos unos perros espaciales-. (Ante el cebo tentador de establecer las primeras alianzas con algunos, a costa de hablar mal de terceros, di NO. Haz uso de tu derecho a no opinar, con la fácil explicación de “no sé, hasta que no lo vea, como acabo de llegar, habrá que ir viéndolo”)

Media hora después y tras un patio en donde todos vamos a nuestro pedo, y los niños cada dos por tres te vienen llorando con heridas y con lo típico de “Este me ha dihco tal o me ha hecho cual”, llega la hora de comida, montas una fila medianamente normal y les obligas a lavarse las manos –higiene ante todo-.

La comida, otro punto y aparte en del día de hoy;

Después de dar ideas innovadoras en la comida a mi coordinadora, como que cada niño se recoge su plato, que no se levanten sin autorización del monitor, o haya turnos para que nosotros también podamos comer a espaldas de los niños –tono irónico- el día a terminado bastante bien dentro de lo que cabe, aunque si que es cierto que me he quedado con ganas de hacer un karaoke para imitar a Mónica Naranjo o Shakira, porque tenía la voz perfecta para hacer sus gorgoritos, así que bueno, me autoinpongo unas normas que escribo aquí por si alguno le sirven de cara al día de mañana:

No te comprometas desde el principio a dar soluciones-. Que pa eso pagan a la coordinadora, no te estreses y si se destrozan, muerden o matan  ya sabes, pasa; como dice Darwin “es fruto de la selección natural”

Un buen truco para recordar los nombres de los chavos es repetirlos en una frase inmediatamente después de que los mencionen – no inventes nombres que creas esteriotipos, aunque todo hay que decirlo, Pepi ha sido el favorito del día, porque todos lo querían en su equipo, y al chaval, le ha molao el nombre.

Apúntate a todos los descansos, en ellos puedes recabar información extraoficial o personal. – Si mis compañeras pueden enchufarse en esto porque no yo? Además estoy harto de que los que fuman tiene derecho a descansar, yo también soy adicto al oxigeno, y no por ello me tengo que quedar sin descanso.

Utilizar el humor te servirá para aceptar con positividad este nuevo reto.- Por que si no lo haces así, te quemas a la semana (los demás no lo harán por tí).

No chilles a los niños, está mal.-Cómprate un silbato que acabas antes con sus tímpanos y proteges tus cuerdas bocales

Ainss, en fin, toy cansaino, mañana madrugo, así que ya os contaré, a ver que tal mañana ¿con qué me sorprenderán? En fin y ahora en honor a Alf que siempre me esta diciendo que dedico post a todo el mundo menos a él -aunque no te lo mereces por no postearme en el blog, jaja-, aquí tienes tu post y tu video, un beso y espero que nos veamos pronto tontáco! 😛

Besos para todos.

 

   
 
En el video; Aria, Reina de la noche
(La flatua mágica- Mozart) ¿Quién me invita?

Anuncios

Comentarios»

1. ALF - 25 junio, 2008

Bueno… Estoy emocionadísimo con este vídeo que me has dedicado. ¡Qué orgamo musical! ¿Lo has elegido tú solito? En fin… no puedo escribir más porque las lágrimas me nublan la vista. Gracias de corazón.

2. J. I. - 25 junio, 2008

Tampoco te pases, hombre! vale que uno es agarrau, pero pensé que estas cosas no las leía nadie 😉 -Habría que verte a tí con 50 naos de 3 a 12, jaja


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: