jump to navigation

¡NECESITO GAFAS! 5 noviembre, 2008

Posted by jmorsa in Noticiones.
trackback

naranja_mecanica1 

 

…En aquella mini sala verde, sin revistas, siguiendo las flechas amarillas como si se tratara de Oz, me hacían llorar y patalear como un niño con sus absurdos brebajes…

 

No sabía en que categoría meter en este comentario, sin en “Epifanías Varias”, “Quedadas?” O donde la deje; “Noticiones” –aunque para muchos ya no lo sea- pero hoy y tras dos meses de espera por fin acudí.

 

Mí día  empezó súper temprano ya que sobre las 7 mi madre y yo ya estábamos en pie y con las lleves puestas en el contacto del coche para llevarme al hospital de Arganda, fui por fin al oftalmólogo –¡viva, viva!-.

 

Llegando a la sala de espera a eso de las 8 y siendo los primeros, empezó aquello a abarrotarse de gente como quien va al cine, las personas jóvenes teníamos que levantarnos para que los ancianos ocuparan nuestro lugar. Era un ambiente un poco agobiante, con tanto ruido, y tanta gente, lógicamente y porque no me llevé nada para entretenerme porque pensé que eso sería coser y cantar –mentira- fue súper aburrido y no veas lo que pude llegar a alterarme a ver que a pesar de entrar primero, los minutos pasaban y lo único que me habían hecho era pasarme por una maquinita que te detecta no se que cosa en los ojos, mientras la gente de la sala de espera no hacía mas que protestar porque solo había dos oftalmólogas, y que querían irse a casa –ya sabéis como es la gente mayor, ¿no?-.

 

Una vez pasada la maquina de la verdad, y de la primera ronda de letras, en las cuales me embajoné sobremanera al ver que no daba ni una, me sacaron de nuevo a la sala de espera, donde me rociaron con gotas de suero concentrado en los ojos para dilatarme un y otra vez la pupila y volverme a pasar las pruebas, mientras claro tenía que cerrar los ojos que me ardían a causa del liquidito de los huevos, y los mayores protestaban en mi cara que era un mal educado porque no les dejaba sentarse -los sitios son para los pacientes,¿no?- .

 

Así el tiempo pasaba y pasaba, mientras claro una doctora muy agradable –al menos mostraban una sonrisa amplia a pesar de estar tanto más agobiadas que los que esperábamos en aquella mini sala verde, sin revistas, siguiendo las flechas amarillas como si se tratara de Oz, me hacían llorar y patalear como un niño con sus absurdos brebajes.

 

Tras estos contactos que pensé que iban a ser lo peor del día y tras cuatro horas dejando pasar el tiempo y solo pensar en tonterías y melodramas, me hicieron pasar una nueva sala donde otra doctora, para medirme la tensión del ojo, me metió una luz intensa hasta el cerebro, y con un martillito miró los reflejos de mi ojo golpeando directamente en mi glóbulo ocular y yo hipócritamente tenía que sonreír y aguantar -¿por qué no te lo metes en el culo?, ya verás que bien, además a cuantos ojos les habrás tocado con eso, seguro que alguno tenía conjuntivitis-, dejándome el ojo más vulnerable.

 

Así que pasé de irme tan prontito de la consulta y decidí quedarme en la sala de espera hasta que mi ojo se adaptara un poco a estar ya sin gotitas ni chorradas de esas, así que me quede media hora, y cuando creí que había pasado ya, me dirigí al exterior con el fin de coger el bus y largarme a llorar a casa y relajarme un poco.

 

Pero nada más salir y a pesar de ser previsor y llevar gafas de sol, me jodió tanto la claridad del día que tuve que ir tanteando hasta la parada del bus como ir, para una vez en la parada preguntar como pude a todos los buses que pasaban por ahí cual era su número y subir otra media hora después en el único que pasaba por Rivas, sin saber si el papel que llevaba eran mis dioptrías, o una fórmula matemática para prepararme selectividad;  OD -2,50 -0,75 x 82 OI -2,25 -0.75 x 122…he llegado a casa gracias al busero que a pesar de no tener parada prefijada al lado de mi casa, paró para que bajara al lado de ella –muchas gracias aunque estoy seguro que ni lo leerás, jaja-

 

En fin, no hay mucho más por el momento, que ahora me duelen un poco los ojos, sobretodo el izquierdo, pero hoy me toca hacer la reflexión de OP -que la tengo un poco abandonadilla-, así que me pondré en el ordenador por mucho que me jodan, y sí, como sabéis, y como siempre me habéis dicho, es cierto, ¡necesito gafas! Tengo 2,25 dioptrías en el ojo derecho y 2,25 en el otro, y lo mejor ¿sabéis de que es según mi doctora? De estudiar mucho –que poco me conoce, jaja-Besos para todos y cuiden sus ojos, un placer y hasta la próxima –en el próximo número me haré una foto con mis gafas nuevas (cuando me las pille) y me veáis mi cara de memo- ¡Chao! 

 

   

(Y hablando de ojos, uno de los mejroes anuncios que he visto nunca, auqnue la niña sea sorda,
I like this song, and history …a partir del 2:59 se me ponen lo pelos de putna siempre, jaja  Sonrisa)

Anuncios

Comentarios»

1. Daniel - 7 noviembre, 2008

Hey MAMON!!!!!!! que pasa, que por llevar gafas ya tenemos caras dememo???? seràs memo?????????????!!!!!!!!!!!!!!!!!
Anda que patada te voy a pegar en tu culo rosa cuando te vea en Navidades… y pa cuando esa visitilla a MIlano???????? anda q eres un caproni bastardi!!!!!!!!
 
He leido tu Post de Halloween… yo estre ano solo me he comido las ganas de ir…
al leerlo, me he entristecido al pensar en el ano pasado….
 
un besote!!! espero saber de tuiuiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiii


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: