jump to navigation

Invierno…Mi árbol 27 diciembre, 2008

Posted by jmorsa in Epifanias Varias.
trackback

Los primeros brotes son nuestro amigo papá y nuestra amiga mamá, que nos muestra lo que es la vida en el bosque.

 

Hay quien me dijo en su día hace mucho, pero mucho, mucho tiempo; que “nuestra vida es como la de un gran Árbol, donde cada hoja de nuestro árbol caracteriza uno de nuestros amigos”:

 

Los primeros brotes son nuestro amigo papá y nuestra amiga mamá, que nos muestra lo que es la vida en el bosque, después vienen los amigos hermanos, con quienes dividimos nuestro espacio para que puedan florecer como nosotros.

 

Pero a continuación de estos brotes, no siempre estables -aunque en mi caso puedo decir que estoy orgulloso de que sí-, el destino nos presenta a otras hojas; nuestros amigos, los cuales no sabíamos que irían a cruzarse en nuestro camino e incluso a muchos de ellos los denominamos amigos del alma, de corazón.

 

Los apreciamos por sinceros, verdaderos, incluso algunos de ellos estarán en aquellas situaciones cuando no estamos bien –o al menos eso pensamos, porque no todas las hojas son buenas, jaja- ; amigos por un tiempo, tal vez unas vacaciones o unos días o unas horas, que harán embellecer nuestro rostro, durante el tiempo que estamos cerca, pero es inevitable que el otoño llegue a la vida de uno y perdamos algunas de nuestras hojas, y mucho más en invierno, unas por descuido, otras porque deben caerse.

 

Ha llegado el frío, el invierno ya comenzó el pasado 21, las temperaturas inician su continuado descenso hasta las heladas típicas invernales haciendo que la gente empiece a recogerse en sus casas durante más tiempo realizando actividades hogareñas; viendo películas, escuchando música, jugando a algún juego de mesa…

 

Todo ello me resulta indiferente -o trato de que así sea-. En mi árbol parece que desde agosto anida el invierno, cada día pierdo más hojas, los latidos de mi savia  son lentos y pausados, con lo que el pulso se ralentiza, y mi árbol parece enfriarse sin sentir apenas algo de calor humano.

 

Las sonrisas de la gente joven, los besos y abrazos de los enamorados, la alegría innata de los niños que desean que llegue cuanto antes el tan esperado 25 de diciembre –si, lo sé, ya pasó-, las manos entrelazadas de las parejas mientras pasean por el Madrid de los Austrias, me parece lejano y extraño.

 

Pero no os preocupéis mis queridos pupilos, no empecéis con que me pasa, porque solo quería hacer un homenaje a esta metáfora; que aunque este viejo tronco este algo baldado y apenas tenga hojas que le abriguen este invierno, ¡no es el fin del mundo! De sobra es sabido que después del invierno viene la primavera en la que seré residente de un paraíso hecho a mi medida, y quien sabe si habrá espacio para dos, jaja -por mucho que a veces vea más gris que azul-.

 

Hoy perdí dos brotes muy jovencitos, uno iba cosido a otro, pero tuvo que ser así, hay hojas que quieren quedarse toda la vida conmigo, pero yo no me veo capacitado para atenderlas en la medida que ellas quieren.  Otras hojas tiemblan y no sé si terminarán cayendo o seguirán ahí, incluso ha renacido un brote que pensé que estaba extinto ya, pero desde aquí quiero dejar constancia, no solo para los que me lean, sino para aquellos que forman o formaron parte de mi copa, que les vaya todo bien, que les deseo lo mejor y si no escribo ningún post hasta entonces que un “japi niu yiar a todos”. Besos para todos, y sean felices en todos los matices XD

Hoy en el video ¡¡¡La casa Azul!!!Sonrisa

 

     

La Casa Azul – Como un Fan (¿Qué quieres que te diga?¿Qué mi vida va genial…?¿Qué todo transcurre tal y como lo pensé…tal cual, sin más?Nota)

Anuncios

Comentarios»

1. Medio docente | CAMINANTE NO HAY CAMINO - 4 agosto, 2013

[…] Lo mejor no es sólo que ya haya metido la cabeza como quien dice en un colegio así –que algunos dicen que es “un colegio de élite” y otros que “educan a personas y no a números”-, ni tampoco el dinero que tendré a final de mes –que también, para la época en la que vivimos “me puedo dar con un canto en los dientes” jaj-, lo mejor va a ser compartir departamento con una gran twittera que se está convirtiendo poco a poco en una hojita de mi árbol. […]

2. Re-encuentro. | CAMINANTE NO HAY CAMINO - 16 abril, 2015

[…] […]


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: