jump to navigation

ROMA 2009 4/6 10 febrero, 2009

Posted by jmorsa in Viajes.
trackback

Las familias iban allí con la tortilla -bueno, la tortilla no, pero “garum”1 supongo que si-, y en el se veían las batallas típicas entre gladiadores .

JUEVES 5 DE FEBRERO DEL 2009
 

El jueves si que sí nos tocaba el día de lo más representativo de la roma clásica eso que intentó ver Gen el martes cuando llegamos y yo le eché el freno; tocaba caminata y danzar entre piedras y restos arquitectónicos de siglos varios antes y después de Cristo en mitad de verde, así que después de un desayuno de campeones en el hotel –el día de Florencia nos prepararon una bolsita con mierdas tipo cruasanes de chocolate y tal- el jueves nos pudimos hacer un desayuno buffet con lo que mas nos gustara que había encima de la mesa; bollos, pan, embutido…así que opte por un expreso y minisawiches con un pan redondito que había sobre la mesa, además de un zumo de naranja supuestamente natural, mientras que Gen tomo colacao, y los mismos panecillos que yo pero llenos de nutela hasta arriba.

 

Así que una vez desayunados –que esa es otra, lo que le costaba al marqués despertarse- y ponernos finos de comida, nos cogimos el metro bajandos en la parada de Republica e ir bajando andando por los principales monumentos que nos marcamos para hoy:

 

Foro Romano: Era la zona central en torno a la que se desarrolló la antigua Roma y en la que tenían lugar el comercio, los negocios, la prostitución, la religión y la administración de justicia. En él se situaba el hogar comunal. Actualmente de el solo quedan piedras repartidas por una gran explanada verde y alguna que otra columna levantada, es interesante ver las dimensiones de este lugar y aunque parezca que no veas nada, salvo basura sin reutilizar o te preguntes como pudo sobrevivir a la edad media, lo cierto es que mola pasar por las diferentes partes del mismo y sobretodo perderse por ellas es la mejor manera de ver lo inusual, como por ejemplo algún trozo de mosaico, o cosas de ese estilo que no pude llevarme al hotel debido a sus dimensiones que si no… Los más importantes son varios grandes Foros Imperiales que formaban un complejo con el Foro Romano: el Foro de César, el Foro de Augusto, el Foro de Nerva  y el Foro de Trajano. Además de foros menos conservados del tipo de Boario, Holitorio, y otros nombrajos de ese estilo, jeje –tranquilos que el estar entre rocas estúpidas es completamente gratis-

 

Colosseo: Originalmente denominado Anfiteatro Flavio. En la antigüedad poseía un aforo para 50000 espectadores, con ochenta filas de gradas. Los que estaban cerca de la arena eran el Emperador y los senadores, y a medida que se ascendía se situaban los estratos inferiores de la sociedad, aún así era de acceso publico y las familias iban allí con la tortilla -bueno, la tortilla no, pero “garum”1 supongo que si-, y en el se veían las batallas típicas entre gladiadores que gritaban eso de “Ave Imperator morituri te salutant2, o animales, o incluso entre gladiadores y animales africanos – no os esperéis sólo leones, también jirafas y cosas de ese estilo, que no eran tan valientes- a gustos del emperador del momento. En la entrada del coliseo entra la del palatino y de precio oscila entre 12 euros si eres mayor de 25 –como en el caso de Gen- y 7,5 si eres como yo menos de 25 –¡toma ya!-, pero sinceramente no tiene mucho que ver, no sé si es porque siempre lo he visto en fotos en mi libros de historia pero lo más bonito de ver esta fuera, por dentro son solo pasillos y desde arriba ves como eran los laberintos donde guardaban a los esclavos y a los animales, por lo que si decides fiarte mis palabras, cómprate la entrada, y disfruta más del palatino, porque el coliseo son sólo pasillos de piedra. Además y como curiosidad os diré que cuando hacía mucho sol, el emperador mandaba cubrir el espectáculo con el “velorium”, una tela enorme cubria la elipse del coliseo, estamos hablando de elipse de 188 metros de diámetro de largo por 155 de ancho, ¡órale!.

 

Palatino: En frente del coliseo, no olvidéis pasar antes por el arco de Constantino –uno de los primeros arcos triunfales de Roma-, es la más céntrica de las siete colinas de Roma y es una de las partes más antiguas de la ciudad. Según la mitología romana, el Palatino era el lugar donde estaba la cueva, en la que fueron encontrados Rómulo y Remo y que era el hogar de Luperca –la loba-, la loba que los amamantó. Según esta leyenda, el pastor Fáustulo encontró a los niños, y con su esposa Aca Larentia los crió. Cuando ellos crecieron, mataron a su abuelo, que había quitado el trono a su padre, y ambos decidieron erigir una nueva ciudad propia a las orillas del río Tíber. De repente, y como esta historia no podía acabar feliz tuvieron una fuerte discusión y al final Rómulo mató a Remo de donde surgió el nombre de Roma.

 

Campidolgio: Otra de las siete colinas de Roma, donde originariamente hubo un templo etrusco dedicado a Veiovis, y posteriormente un templo dedicado a la Tríada Capitolina compuesta por Júpiter-Saturno-Minerva. En la actualidad se encuentra una plza proyectada por el genio Miguel Ángel, donde se encuentran los museos capitolinos y en medio la estatua en bronce de Marco Aurelio. Solo nos detuvimos a las típicas fotos de “He estado aquí”, me hubiese gustado entrar pero creíamos que aun nos quedaban demasiadas cosas por ver y sumados a que Gen y los cuadros no es lo suyo, decidimos seguir bajando en busca de la Boca de la Verdad, pero en ellos puedes encontrar un montón de estatuas de la época clásica, la típica loba dando de amamantar a Rómulo y Remo, además de cuadros rollo Rubens, Guercino, o Pietro da Cortona, aunque no sé muy bien cuales.

 

Circo Massimo: Muy de pasada dado que visto un par de rocas has visto todas de camino a la boca de la verdad, que pasamos de largo sin darnos cuenta lo vimos muy de refilón, es una explanada más pero lo más interesante de conocer es que ahí fue donde se celebraban las celebres carreras de cuadrigas, donde cabían hasta 12 carros, o incluso donde martillearon al pobre Pedro, y no en las piernas sino en la cabeza, hasta que más tarde llegó la guillotina –no sé que es peor, jaja-. Hoy el Circo Massimo es utilizado para grandes manifestaciones en Roma tales como conciertos internacionales u otros eventos

 

Bocca della Veritá: es una antigua máscara de mármol pavonazzetto, colocado en la pared del pronaos de la Iglesia de Santa María de Cosmedin. La leyenda sobre este monumento cuenta que quien miente pierde la mano al introducirla en la boca. Nosotros, al igual que nos pasó en su día con San Pietro in Vincoli, cuando llegamos a la mierda piedra, estaba cerrada así que nos hicimos la foto de “hemos pasado por aquí” como con la foto de la entrada sino a través de las rejas como intentando llegar a meter la mano, jaja.

 

Piramide Cestia: última parada del jueves –tranquilos que ya les dejo descansar por hoy, en donde a pesar de que se vean las fotos como de día ya era de noche, pero la cámara de Gen, no sé que hace con la resolución que parecen que fueran de día, el caso es que esta piramidita no mayor que las que hay en pirámides de Madrid, se construyó en torno al año 12 a. C. como sepulcro para Cayo Cestio Epulone, porque le molaba lo que se llevaba en Egipto, se puede entrar pero ya de noche nosotros pasamos, además que si puedes prescindir de esa visita tampoco te pierdes nada, -¿en que capital europea no hay un templito o un obelisco egipcio? Porque vamos, yo no sé si vivo o e ido de turismo a las que tienen mil cosas de Egipto, pero parece que toda Europa ayudó a Egipto con la presa de Asuán XD-.

 

Por lo demás cenita fue en el restaurante “Gustosando” y para comer, un consejo elegir bien dónde coméis intentar comer alejados de los monumentos turisticos y callejear, si os sirve como precedente o como lo que queráis no comáis nunca en “Squisto Cavour”, Via Cavour, 318. Es donde comimos y no nos tongaron en el dinero pero sí que en lo que nos sirvieron; para que os hagáis una idea pizza margarita -sólo con tomate y queso- una bebida y un postre que parecía un bollo de esos que tenemos los españoles el gusto de desayunar tipo palmera, los dos 17.60-. besos

 

1.  Una salsa de pescado hecha de vísceras fermentadas de pescado que era considerada por los habitantes de la antigua Roma como un alimento afrodisíaco.

 

2. Frase latina tradicionalmente atribuida a los gladiadores que venia a decir algo así como “Hola César, los que van a morir te saludan”

 

  

Andrea Bocelli ft. Giorgia – Vivo Per Lei

P.D.-> Las fotos que faltaban ya están colgadas 😉

Anuncios

Comentarios»

No comments yet — be the first.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: