jump to navigation

BERLIN 4/4 2009 29 septiembre, 2009

Posted by jmorsa in Viajes.
trackback

ME ENCANTA BERLIN

Y por fin el último…

4º Día

Despertados por los obreros que al contrario que en España, empezaron a las 6:30 de la mañana a dar por culo para arreglar la luz del hostal –porque era muy negra, jaja- recogimos los bártulos y nos fuimos a la Alex, no para el baguel mañanero de todos los días, sino para desayunar en la Fernsehturm ^^.

A pesar de tener la Welcome Berlin Card caducada entramos con descuento, así que nos costó como unos 15 euros –nos ahorramos 5-, y como teníamos reservado, subimos prácticamente al comedor –cosa que si queréis hacer, podéis hacerla vía mail, en la página oficial de la torre- son 207 metros sobre Berlín y es giratorio; nos tomamos un desayuno americano de huevos con bacon, fruta, y panecillos, lo que más me gustó es que la chica nos habló en español y el precio, bueno 12 euros cada uno, así que después de dos horas desayunando, por la cantidad y la emoción de ver desde allí todo lo que vimos días anteriores, volvimos al hostal y habiendo recogido todo nos fuimos para el Atocha berlinés.

Hauptbahnhof: Como
ya os dije, fuimos a la estación de estación de atocha berlinesa, buscamos las
taquillas de 4 euros las pequeñas y 6 las grandes por un periodo de 72 horas y
así quitarnos peso de encima para el día, pero para ser una estación tan
grande, tiene un sitio de taquillas con tan solo 20 o 30 taquillas, así que al
no encontrarnos con ninguna libre terminamos quedándonos con la mochila y sin
bicis –así que en Ámsterdam sí o sí, ¿eh?- por lo que una vez intentado, nos
íbamos cambiando la mochila para no cargarla todo el rato por los monumentos
que nos quedaban por ver.

 

REICHSTAG:
diseñado por Paul Wallot, terminó de construirse en 1894 siguiendo un estilo
neorrenacentista. En 1933 fue víctima de un incendio provocado cuya autoría no
llegó a esclarecerse del todo. El aspecto que tiene en la actualidad lo
adquirió durante unas obras en los años 90 responsabilidad del arquitecto
británico Sir Norman Foster. Lo que mola del Reichstag es que tienen una cúpula
que se puede subir de la que se ve el senado-los asientos-, por lo que a pesar
de mis nervios habituales al ver la altura, es una pasada, aunque para entrar
hay que tener paciencia, ya que la cola entrada es bastante larga.

 

Puerta de brademburgo: es una antigua puerta de entrada a Berlín y uno de los principales símbolos tanto de la ciudad como de Alemania. No se trata de un arco del triunfo, sino que era el acceso, a modo de propileos, al "Nuevo Berlín" de la época. Está situada en el centro actual de la ciudad, en la Plaza de París, formando el final de la avenida Unter den Linden –calle la cual nos pateamos en busca de recuerdos para los seres queridos- y marcando el comienzo del gran parque Tiergarten, la patada del día es que el SPD –partido político- la tenía ocupada con sus globos y su gente repartiendo recurridos los cuales nos agenciamos algunos.

Monumento al holocausto: En un campo de 19.000 metros cuadrados, casi al lado de la Puerta de Brandemburgo, como una suerte de ondulado mar de miles de columnas de hormigón se despliega el llamado ‘Monumento a los Judíos asesinados en Europa’ que este martes se inauguró en Berlín. Menos que un monumento clásico, un objeto ofrecido a la contemplación de los visitantes, el sitio debería ser una experiencia. Las 2.711 columnas de hormigón siguen el diseño del arquitecto judío estadounidense Peter Eisenman, que debió esperar 6 años e infinidad de discusiones para terminar su obra. La verdad que es impresionante, en el nos dio el punto de jugar a encontrarnos y la verdad que te dabas cuenta que era horrible, pero segundo que es más inteligente me encontró en seguida. Para las fotos también era una odisea, como aparecía gente de todos lados, cuando ponías el temporizador en uno de los cubos siempre parecía alguien para joder la marrana.

Tiergarten: Siguiendo con el apartado de comparaciones, aunque sean odiosas, os diré que para haceros una idea el Tiergarten es como el Retiro en Madrid, solo que más boscoso y más grande, la verdad que queríamos habernos cogido unas bicis, pero entre la carga de las mochilas y el cielo que amenazaba con llover pospusimos lo de la bici y para cuando aclaró no salía demasiado rentable el pillar una bici, asi que sin más dimos una vuelta ppor el y vimos los laterales del zoo, con sus cebras y leones, su embajada española…muy chulo la verdad pero mejor si vais en bici. La que queríamos coger costaba 12 euros y luego se podía poner en otra sede cerca de la torre de la televisión.

Iglesia del káiser: saliendo del Tiergarten, es una iglesia evangélica luterana, coloquialmente conocida como “Gedächtniskirche” -iglesia del recuerdo-, se halla en la plaza “Breitscheidplatz”, junto a la avenida de “Kurfürstendamm“ en Charlottenburgo-Berlín. En su interior, mosaicos de gran valor recordaban la vida y hazañas del emperador Guillermo I, y bueno, como no pueden seguir dando misa en ella, han construido otra. Al conjunto le llaman el pintalabios y la polvera, y fue allí donde por fin –y a pesar de ser el último día- probé el  curriwurst –la salchicha típica alemana-.

Cuando nos dirigíamos a Alex, en busca de la taza para el padre de Segundo, nos encontramos un espectáculo de sombras chinas en la isla de los museos, por lo que aprovechamos apra descansar, antes de irnos a cenar, pero las prisas por encontrar las tiendas abiertas nos hizo levantarnos y ver que el cegato de Segundo vió la hora de cierra mal, las tiendas no cierran a la 1:00 sino a las 21:00, así que decidimos ir de nuevo a la obra, mientras rellenábamos cual cutres Fanta naranja en nuestra botella de agua –porque otra cosa curiosa es que en berlin los en los Burger King puedes rellenar todas las veces que quieras de bebida tu vaso-, y al llegar vimos que lo habían quitado, así que sentados en un banco y despedimos nuestra noche berlinesa comiendo patatas paprica a orillas de la catedral.

Finalmente, cogimos el tren, y después de tres cambios de tren al fin llegamos al aeropuerto donde pasamos la noche entre sillas incomodas, yo maldurmiendo y segundo escuchando música en el mp3 porque a las 7 de la mañana del día siguiente tocaba salir para Madrid.

La verdad que Berlín es una ciudad única, tanto por la gente, como por su historia, y la verdad que quitando a las DUM GOTHIC que me miraron mal y tuvieron su pequeño regalito de consideración en las escaleras del hostal, la gente no es para nada violenta, y la diversidad se hace notar como una cosa más que hacen a Berlín única. Me quedé con ganas de echar el cv en el Instituto Cervantes, pero quizá soy demasiado soñador, en fin mis queridos pupilos, espero que os haya gustado mi experiencia en la Berlinale, y sinceramente espero que se presente pronto otra escusa para volver, porque ME ENCANTA BERLIN y como dice Coque Malla “voy a quedarme en Berlín para toda la vida…”  y como se dice en alemán; Auf Wiedersehen!! ^^ 

P.d.-> A los que esperaban guía Canarias 2009, algún día os daré en el gusto; cuando no tenga imaginación suficiente como para deleitaros con mis post habituales y tenga que recurrir a viajes para saciar mi sed bloguera,jaja, besos!!
 

 

Berlín – Coque Malla

Anuncios

Comentarios»

1. FER - 30 septiembre, 2009

Anda que ya te vale…Menos mal que soy fiel lector de tu blog porque si no no me hubiese enterado que te ibas nada menos que a Berlín.Por fin te has quitado esa espiníta que tenias clavada…eso sí,prometeme que si te vas a Mejicos me avises para colarme en la maleta 😛

2. - argonauta - 30 octubre, 2009

Neun und neunzig luftballons, un muro derribado, dum gothics, Anna Luehrmann, un paseo por un búnker, 892 kilómetros cuadrados, el altar de Pérgamo trasladado a una isla, unos juegos olímpicos boicoteados por Jesse Owens, currywurst, eine bolsa de patatas bitte, aquí no nos vale la Welcome Card, una jirafa frente a Legoland, una casa capitalista con arena de playa, no me gusta la estación de Oranienburger Straße, soldados en el Checkpoint Charlie, en busca de las consignas de la Hauptbahnhof, sombras chinas frente al Altes Museum, la china de Alexanderplatz, ropa de campesina al peso, desayuno en la Fernsehturm, have you seen Nefertiti?, san Jorge luchando contra un dragón en Nokolaiviertel, manifestación frente a la Rathaus, os nossos amigos Val e Plinio, el Bundestag plagado de turistas, souvenirs del SPD, un bagel para desayunar, mitin en la Puerta de Brandemburgo, militares en el campo de concentración, no hay McDonalds en los centros comerciales pijos, animales exóticos en la embajada española, la marcha real en el S-Bahn. Y una persona para compartir todo eso. Ich liebe berlin, ich liebe dich.

3. J. I. - 30 octubre, 2009

🙂 gracias a los dos! y Fer, si hubieses estado el finde anterior aquí y no en avilés….un beso


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: