jump to navigation

Estoy cansado… 1 noviembre, 2010

Posted by jmorsa in Epifanias Varias.
trackback


Este post podía haberse llamado perfectamente “no creo en el karma”, “no creo en Dios” o simplemente; “no creo en el mundo”, pero sencillamente no quería fomentar mi lado victimista – como seguro más de uno ya está pensando- desde el mismo título del post.

Según la siempre generosa, y a veces desconfiable, Wikipedia se refiere al karma como “De acuerdo con varias religiones dármicas, el Karma sería una energía metafísica (invisible e inmensurable) que se deriva de los actos de las personas. De acuerdo con las leyes del karma, cada una de las sucesivas reencarnaciones quedaría condicionada por los actos realizados en vidas anteriores”. Nosotros lo interpretamos como una cadena de consecuencias, causa y efecto, con la clásica premisa del que obra mal se le pudre el tamal o el que a hierro mata a hierro muere o dicho de otra forma, cada uno da lo que recibe.

Sin embargo, le llamemos como le llamemos; Karma, Dios o Alá no deja de ser una medicina barata en forma de un sistema de culpabilidad y de sucia conciencia para mantener al populacho vigilante y atemorizado de sus actos, frustrando sus instintos naturales de lucha, y porque ¡cuidado! si comete el más mínimo error, si deja salir su instinto en cualquier momento, esta fuerza o energía llegará después a castigarlo con una virulencia multiplicada por 4.

¡Me cago en la p…! Me quiere decir alguien ¿cuándo el león se sintió culpable de comerse a la gacela? ¿Cuándo vino quien fuera y se lo devolvió multiplicado por 4? ¿Algún grupo de gacelas les pidió explicaciones? Pero claro, a lo mejor el karma, Dios y Alá solo nos afecta a quienes tenemos algo de conciencia… ¿Entonces? ¿Qué ha hecho esta energía con Bush? ¿Pinochet? ¿Aznar? ¿Los curas pederastas que se han destapado este año? En fin, ¿lo ven? Si el karma existiera, todos ellos tendrían cáncer prostático, SIDA, chancros, gonorrea, sífilis, una muerte lenta y dolorosa… y sin embargo ahí les tienen, libres y felices; sin un Dios, ni karma ni aliens que los juzguen, esa es la única ley que existe, y por muy dura que sea, has de aceptarla y actuar en consecuencia.

¿Qué a cuento de que viene a esto? A que estoy cansado, cansado de portarme bien con el mundo –incluso con quien no lo merece-, de perdonar lo imperdonable –y no solo una, hasta 50 veces de quien no se lo merece-, de ceder cuando soy el que lleva razón –y otra vez no sólo una-, de encontrar trabajo para gente que no me importa un huevo y con menos curriculum que yo- y luego yo estoy sin curro aguantando lindeces de “lo siento está demasiado cualificado para el puesto” -o directamente no tener ninguna entrevista-, y sí sé que tengo familia, amigos, amor, salud, pero siendo honesto, sincero, amable y humilde no llegas a ningún lado, viendo a gente llegar que hace menos que tú o se porta peor con el mundo –vamos he tenido que ser un ogro come niños o un en otra vida porque si no, no me lo explico-.

Por eso, cuando pienso en lo que me preguntaba mi madre acerca de que quería hacer , ser o estudiar, en lugar de tanta psicopedagogía o educación social que hoy por hoy no están dando ningún tipo de frutos, lo tengo claro:

Mama, de mayor quiero ser un hijo de p…

Anuncios

Comentarios»

1. El correo que me hubiese gustado escribir… | CAMINANTE NO HAY CAMINO - 24 diciembre, 2016

[…] Y eso hice: hasta que a finales de octubre, viera que lejos de preocuparse por mí (porque ni por asomo recibí un mail por su parte preocupándose por mí), sólo habían querido poner la mano del dinero que les pagaba por sus no-servicios (dado que no creo que lo lógico en este tipo de cosas sean si llega a tres reuniones por año y al final un “ay lo siento, no puedes publicarla ahora”) y pensara en mil formas de vengarme como hablar con el decano, con el consejo estudiantil o llenarles el correo de porno, llegué a la conclusión de que no debía ser yo el que hiciera justicia (más que nada porque sé que caerían en saco roto), aunque como he dicho muchas veces por aquí, el  karma fue un invento de la gente mala acostumbrada a ganar para que la gente buena no se alzara cont…. […]


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: