jump to navigation

SOLAMENTE UNA HORA 3 febrero, 2011

Posted by jmorsa in Educación, Epifanias Varias.
trackback
Fuente imagen: http://cetraland.wordpress.com/

Dedicado a mi madre, por haber invertido en mi horas y horas de educación que espero que  hayan dado sus frutos …XD

Además de trabajar en el museo por las mañanas en las tardes y dado que el sueldo de este empleo matutino no me saca de pobre, aprovecho mis dotes o mis dones –si se pueden llamar así- como psicopedagogo y doy apoyo en técnicas de estudio y clase a niños de primaria y primer ciclo de secundaria “con y sin necesidades educativas especiales” –al menos eso pone en los carteles que he ido pegando por mi pueblo, las revistas de la zona y demás-.

El caso es que a lo sumo lo más que tengo en la tarde son tres niños, pero equivale a estar toda la tarde de aquí para allá dado que o están en Arganda, en Rivas pueblo o Urbanizaciones, por lo que aunque suene cerca, puedo tardar 30 minutos de Arganda a Rivas e incluso peor -45 de Rivas a Urbanizaciones- llegando a casa sobre las 20 o 21 según qué día.

Sea como sea –“aquí no entran feas” como diría Antonella- entre Rivas y Urbanizaciones tengo la suerte de que viene una madre a recoger en coche, por lo que hago a la vuelta en 45 minutos, tardo tan solo 5, por lo que como pro llego pronto para dar clase, pero como contra empiezo tarde esa clase, ya que hasta las 19 de la tarde no me recogen teniendo escasos 15 minutos en casa que no son suficientes ni para hacerme un sándwich aunque sí para despotricar de uno de los niños y mi madre me diga cosas como:

– Calma Juan, es sólo una hora-. O; – Tienes que…debes… -. Y sinceramente,  ¿qué creen ustedes? ¿Se creen que no intento yo cosas? ¿Qué paso del niño?

Por eso mis queridos pupilos –hacia mil que no os llamaba así-he decidido deleitaros con esa hora y utilizarla a modo de juego. ¿Queréis saber las normas? Bien, me explico:

¿Recordáis los libros de “En busca de tu propia aventura”? Pues este juego es igual; a continuación os escribiré una serie de afirmaciones numeradas (1,2,3…) con dos posibles soluciones, si os descontáis por una u otra os llevará a otra frase numerada hasta llegar a un final. Así que sin más, desarrollar el espirito empático y suerte en la clase XD, como dice mi madre “es sólo una hora” –pero que hora, jaja.

  1. Llega la hora de clase. Llegas a la casa de Juan (nuestro alumno), un niño hiperactivo repetidor de sexto de primaria y actualmente en segundo de ESO que se asoma por la ventana y te grita; “¡Vete! No quiero dar clase”. ¿Qué haces? a) Llamas al timbre de nuevo, pasa al punto 2 o b) esperas a que te abrá (punto 3).
  2. Llamas al timbre y escuchas a la madre decir que ya va. Entras con unas palabras amables a lo “¿Qué tal el fin de semana?” a lo que ella contesta bien alzando los ojos al cielo en plan “buueeenoo”. Entras en el hall y Juan baja debatiendo a su madre porque no ha podido abrirte, su madre en lugar de pasar de sus justificaciones se mete en la bola y compiten quien es el que tiene más razón a lo que tu…a) pones orden entre madre e hijo (mira el punto 4), b) dices a Juan que suba a su cuarto porque no es el momento de discutir (punto 5)o c) esperas a que se arregle (punto 5).
  3. Abre la puerta la madre quien señalándote arriba, te dice que su hijo te espera en su cuarto, pero nada más cruzar la puerta su hijo está en el hall debatiendo a su madre porque no ha podido abrirte, su madre en lugar de pasar de sus justificaciones se mete en la bola y compiten quien es el que tiene más razón a lo que tu…a) pones orden entre madre e hijo (mira el punto 4), b) dices a Juan que suba a su cuarto porque no es el momento de discutir (punto 5)o c) esperas a que se arregle (punto 5).
  4. Pones orden, y Juan sube a su cuarto, pero cuando subes no está ¿estará escondido? Pero la cuestión es ¿dónde? Punto 6 si vas a buscarlo, punto 7 si decides sentarte en la mesa de estudio y empezar a llamarlo.
  5. Después de mandar a Juan a su cuarto, intenta convencerte de cuál es su versión de lo ocurrido con el fin de que le apoyes. Si le apoyas pasa al punto 8, si pasas y te pones a enseñarle la lección pasa al punto 9.
  6. Buscas a Juan por la casa y te lo encuentras detrás de una cortina en la que ves su sombra, le dices que salga de ahí y te lo llevas al cuarto; se sienta y cuando crees que vas a empezar por fin con la lección te salta con la anécdota del día. “¿Qué significa TM? Es que lo he visto en el logo de Ben 10 y no sé qué significa”. A) contestas (punto 8 ) o b) sacas el tema de hoy como quien oye llover te pones a explicar la lección (punto 9).
  7. Te sientas en el sitio mientras sacas el tema de hoy, es complejo y no sabes a ciencia cierta lo que dará tiempo. Juan es un poco hiperactivo, por lo que normalmente se distrae con facilidad por no decir que su interés es casi nulo por lo que empiezas a llamarlo con la intención de que salga de su escondite y empecéis la clase. Sin embargo, Juan no sale, llamas y llamas y no viene, la madre, que desde abajo oye tus voces empieza a subir las escaleras llamando a su hijo, este aparece y la madre le da una voz “¡vamos Juan!, que tienes clase”, a lo que Juan empieza a contestarla que solo quería gastarme una borma. La madre acostumbrada a este tipo de bromas, empieza a debatirle que vale ya de bromas y que se ponga a estudiar, pero Juan en lugar de ponerse a ello, pasa y la sigue la conversación. ¿Qué haces? a) pones orden entre madre e hijo (mira el punto 10) o b) dices a Juan que no es el momento de discutir (punto 5).
  8. Después de contestarle pasáis por fin al libro; Matemáticas -si hay algo que odie Juan son las mates- así que respiras hondo y lees el tema: reparto directa e inversamente proporcional, por lo que empiezas a explicarle el tema, le dices eso de “¿te acuerdas de cómo se hace el mínimo común múltiplo?” a lo que contesta: “no” ¿y ahora qué? A) se lo explicas (punto 11) o le animas a que lo intente el haciendo memoria (punto 12)
  9. Pasáis por fin al libro; Matemáticas -si hay algo que odie Juan son las mates- así que respiras hondo y lees el tema: reparto directa e inversamente proporcional, por lo que empiezas a explicarle el tema, le dices eso de “¿te acuerdas de cómo se hace el mínimo común múltiplo?” a lo que contesta: “no” ¿y ahora qué? A) se lo explicas (punto 11) o le animas a que lo intente el haciendo memoria (punto 12)
  10. Cada miembro de la familia sale indignado en direcciones opuestas, pero que te crees ¿Super Nany? ¿SOS adolescentes? ¿Hermano Mayor? Con cara de pocos amigos y con la sensación de que una ostia a tiempo hubiera evitado estas discusiones a la primera vez que un menor falta al respeto a un adulto, pero porque no es lo éticamente correcto puedes decir, consigues que Juan logre sentarse en su sitio, mientas oyes a la madre balbucear por el salón. Por lo que pasa al punto 9 de una vez antes de que la cosa vaya a peor.
  11. Empiezas a explicarle el mínimo común múltiplo –algo de primero de ESO- cuando ves que no está apenas atendiendo, le llamas la atención y cuando le explicas que el m.c.m. es como si dividieras, y se pone a dividir, ves que coge la calculadora ¿le dejas? Si (punto 13) No (14)
  12. Intenta hacerlo de memoria pero ni si quiera escribe los números que aparecen en el enunciado, sin si quiera lo intenta, por lo que decides intentar empujarle tú a través de sus por decirlos de algún modo conocimientos previos pero sus conocimientos  se basan en divisiones que si hace a mano las hace mal por falta de interés ¿vas a dejarle la calculadora para una absurda división para factorizar 16? Si (punto 13) No (14)
  13. Le dejas la calculadora y te pregunta que tiene que dividir, con paciencia le explicas que y por qué y él lo hace de modo sistemático, intentas quitarle la hoja y que lo haga el de memoria, por aquello de trabajar al menso la memoria a corto plazo pero se bloquea, no lo hace e intenta coger la hoja anterior para copiarla. Por lo que sin poder evitarlo te toca leer el punto 15.
  14. Al no dejarlo se enfada y empieza a decirte que en clase le dejan usar la calculadora aunque sabes por el libro que no es cierto, por lo que al final hace la división y ves que las hace mal si las hace a mano, así que intentas hacer que se fije, y a lo sumo y para perder más tiempo dibuja las letras y los números que escribe. Intentas corregirle para que escriba, pero sigue en su línea, así que decides que al menos aunque dibujando –porque pasas de ser como la madre y jugar a ver quien chilla más- al menos lo haga, sin embargo y después de tres números a los que tiene que hacer factor común de cara a hacer el m.c.m. tienes que pasar sí o sí al punto 15.
  15. Este post me está quedando demasiado largo –pareciéndose a los de un principio de este blog-, pero a efectos generales suena la alarma del móvil lo que indica que la clase ha terminado, toca recoger e ir a la siguiente casa. Te vas a la siguiente con la idea de no haber hecho nada, y lo peor es que no hará los deberes pendiente porque ni si quiera le has explicado  lo de los repartos. Así que esperas que el próximo día sepa por lo menos hasta lo de sacar mínimo común múltiplo pero te das cuenta que no sabe, que hay movidas con la madre, que aunque informas a la madre de sus no progresos no sirve de nada y que un día más tienes que empezar de cero; a buscarle, a que te habrá, aguantar griteríos…Total, porque como dice tu madre alegando que no debe de ser para tanto: ES SOLO UNA HORA.

En fin, como podéis ver me quejo de vicio, una hora con este chico se me hace interminable, y aunque en un primer momento he luchado como nadie, llevando ejercicios yo, cuatro maneras de resolver estos para ver cual se adapta más al niño, y tal, ver que lo que hago se queda en una hora y luego me olvido, porque ni los padres se imponen con él, ya sinceramente no se como hacerlo, por lo que voy, lo intento y si aprende algo mejor. -pero como digo no tengo todas conmigo- Espero sin más que os haya gustado este post tanto como a mi escribirlo, y más de un padre/madre o profesor particular 1) se haya reído un rato con el juego y 2) se haya sentido identificado y por tanto acompañado en esta aventura que al fin y al cabo es enseñar y 3) si no haya comprendido a mi persona lo agotado que puedo llegar a estar el fin de semana, cuando estoy cansado de 4 horas semanales con sujetos como este, porque con el resto, no tengo tanto problema.

Sed felices, y después de tres páginas de Word que os habéis tragado, una vez más gracias por leerme y espero que hasta pronto.

P.d.->Quiero comentarios XD

Anuncios

Comentarios»

1. Segundo - 3 febrero, 2011

Me ha encantado este post, uno de los más divertidos y de los más trabajados, me lo he pasado genial siguiendo las alternativas (recomiendo leerse todas), pero la verdad es que hay que tener mucha paciencia para que después de llegar cansado tras pasar la mañana trabajando y después de haber tenido ya a otro niño antes, encima venga un graciosillo con el que tengas que estar lidiando, pero ya sabes, tómatelo con calma, que es solo una hora ;¬)
Enhorabuena por este post Juan

Tu fan number one

2. jmorsa - 12 febrero, 2011

Gracias fan number one por ese comentario. La verdad que tengo ganas de volver a retomar un poco la tradición de escribir, porque noto que empiezo a voler a tener dislexia digital cuando escribo palabras como “aunuqe” en lugar de “aunque” XD (no se sí ese tipo de dislexia existe) que seria de nosotros sin Clipo para avisarnos de que tenemos las palabras mal escritas, jaja

3. Paloma - 23 febrero, 2011

Estoy segura de haberte educado bien no solo por el esfuerzo de tu padre y mio si no por tu gran esfuerzo.Espero que ayudes a otros chicos en sus estudios para que salgan adelante .Estoy muy orgullosa de ti por que eres bueno ,cariñoso sabes y tranquilizarme cuando me entran las neuras y eres la alegria de la casa.Te quiero,y¡ haz las cosas bien¡Solo sea una hora o toda la vida.Te tenia que dar un consejito.BESOS

4. Míryam - 3 abril, 2011

Tremendo post, aquí estoy riéndome sola delante de la pantalla. Me he sentido muy identificada en algunos puntos, sobretodo con la época en que daba clases a un caso (porque era un caso, la verdad) similar, 3º ESO repetidor, divertidísimo. Mal de muchos… 😉
Un abrazo

jmorsa - 4 abril, 2011

Muchas gracias por el comentario Miriam, la verdad que es de agradecer porque aqui muchas visitas según estadisticas pero ningun p…. comentario para saber si lo estoy o no haciendo bien, jej. Otro abrazo para ti y ahora seré yo quien cotillee tu blog, jeje :¬)


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: