jump to navigation

On arrival training EVS 24 junio, 2012

Posted by jmorsa in EVS.
trackback

Hace apenas unos días que terminó mi “On-Arrival Training Course” en Ravne na Koroškem -o lo que es lo mismo, mi curso de formación a la llegada del EVS-. Por ello y dado que últimamente os hablo mucho de lo que está siendo para mi esta experiencia no podía dejar pasar demasiado tiempo sin contaros cómo me ha ido este particular “training” ahora que como quien dice “tengo los sentimientos a flor de piel”.

Para llegar a Ravne na Koroškem tuve –o mejor dicho tuvimos, porque esta formación la momia se vino conmigo- que sobrevivir a una odisea de tres trenes eslovenos cambiando de tren en estaciones tales como Maribor –segunda ciudad más importante de Eslovenia que espero que os suene ya que es Ciudad Europea de la Cultura este año- y pueblos perdidos como Zidani Most, situado en la confluencia de los ríos Sava y Savinja.

No me voy a detener mucho en hablar de Ravne na Koroškem  porque no hay mucho que decir. Es una pequeña ciudad dormitorio de Eslovenia –si es que se le puede llamar ciudad- que por lo que pude ver está compuesta básicamente de casitas unifamiliares con su jardín entre –y ya moviéndote mucho- pisos de no más de 3 o 4 alturas en donde nos alojamos en el albergue juvenil Punkl Hostel –algo así como “Hostal atillo”-,  en donde lo peor que puedo decir del sitio era su comida -¡Ay mi dieta mediterránea!- y que estaba lejos de la civilización y lo mejor era que estaba cerca de la piscina del pueblo; una piscina olímpica con toboganes y todo.

Pero no adelantemos acontecimientos; lo que más me ha gustado de estos cinco días ha sido sin duda la gente que he conocido. Éramos 11 voluntarios de unos 8 países diferentes, que quien más y sus menos o llevaba ya tres meses en el país, o como yo acabamos de llegar a Eslovenia para hacer todo tipo de voluntariados en proyectos de lo más variopintos como gente que trabaja con niños en un kindergarten, realizando cortos, formando parte de una banda de música, etc. Gente muy interesante, divertida, de mente abierta, con mucho que ofrecer al mundo y quizá un poco de miedo sobre lo que puede esperar de él a cambio.

Sobre las actividades, poco misterio -al menos para mí que soy monitor de tiempo libre desde los tiempos de Maria Antonieta-: juegos de presentación, actividades sobre multiculturalidad, trabajos en grupo, muchos posters y colores para dibujar, etc. En general nos han tratado de transmitir información sobre nuestros derechos y deberes como voluntarios; prevenirnos y darnos herramientas para solucionar los posibles problemas que nos podemos encontrar en nuestros proyectos y con nuestras organizaciónes; y ayudarnos a descubrir un poquito más los países en los que acabamos de aterrizar y las llamadas ocho competencias del Youth pass, una especie de curriculum de lo que has aprendido durante tu estancia como voluntario por aquello de certificar de alguna manera la educación informal y no formal que recibes del mismo.

Además de los talleres, hemos tenido bastante tiempo para conocernos –de hecho, uno de los días nos dejaron la tarde libre para ir a esa picscina de la que os hablaba en unos párrafos atrás-, charlar -¡ay, como mola el inglés con 8 acentos diferentes!-, beber cervezas eslovenias –Union vs Lasko-, bailar canciones típicas de nuestros países de origen -los españoles pusimos la de “Paquito el chocolatero”- y planear futuras quedadas para que la cosa no quede en cinco días, que hay que aprovechar que vivimos en un país diminuto con muy buenos servicios ferroviarios.

Como dato anecdótico, el número de españoles en el curso fue de 3/11 y de chicos 4/11 -¿Qué raro no? [modo irónico on]-. En fin, tanto por los amigos que he hecho –que por cierto, creo que tengo más habilidades sociales en inglés, jeje- como por todo lo que he podido compartir con ellos acerca de mis dudas, miedos, etc sobre el SVE, ha sido una buena inyección de ánimo y autoconfianza para tratar de empezar con buen pie el trabajo que se me avecina.

A la vuelta, me tocó repetir el itinerario de cambiar 3 veces de tren antes de llegar a Ljubljana, pero con la suerte o desgracia de que el conductor de un tren me dijo que el tren que conducía era el mismo que el billete que tenía. ¡Craso error! –o como decía mi Maya, una chica macedonia que también hace el voluntariado por aquí “katastrofa”- porque nos metimos en un intercity que a pesar de que nos llevaba a nuestro destino, es como en lugar de coger un regional me hubiese metido en un Ave, pagando la correspondiente multa de ¡¡1,70 €!! –si lo llego a saber me pillo este tren, jej-.

 Ya aquí, me encontré con una fiesta de cumpleaños en el jardín de mi casa -con el que saca dinero mi jefa dando trabajo a su hija-, por lo que tras dejar las cosas en la habitación, salí escopetado para desconectar en Tivoli –un parque gigante que hay por aquí-.

En fin, de momento es todo, a la espera de ver mi nuevo horario para la semana que viene, porque las clases han acabado, y mi jefa es capaz de mandarme cualquier cosa, jej –ya me veo haciendo un máster de gorritos de pirata en cartulina negra- Nasvidenje!

Anuncios

Comentarios»

1. maru - 25 junio, 2012

¡Qué alegría saber que estás bien y comprobar que les das lecciones de baile! jeje. Un besazo, Morsita. MUAKS

2. My job! « CAMINANTE NO HAY CAMINO - 23 agosto, 2012

[…] volunteers and I learned more about my rights and my organization but as I have published these adventure in my Spanish blog, today I speak you about my host organization; Taka Tuka . Taka Tuka is an […]

3. Pasando el ecuador de mi EVS; mi “Medium training” « CAMINANTE NO HAY CAMINO - 2 febrero, 2013

[…] esto del “médium training”, es algo similar a lo que ya hice al poco de llegar a Ljubljana –y que podéis leer su reflexión aquí también, jej-,  solo que más que formación a la llegada de mi “arrival training” en dónde se […]

4. Pasando el ecuador de mi EVS; mi “Medium training” « CAMINANTE NO HAY CAMINO - 7 febrero, 2013

[…] esto del “médium training”, es algo similar a lo que ya hice al poco de llegar a Ljubljana –y que podéis leer su reflexión aquí también, jej-,  solo que, más que formación a la llegada de mi “arrival training” en dónde se […]


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: