jump to navigation

Pasando el ecuador de mi EVS; mi “Medium training” 7 febrero, 2013

Posted by jmorsa in Cartas a..., EVS.
trackback

Hace escasos días -una semana a lo sumo- disfrutaba de mi “medium training” en Novo Mesto con otros 9 voluntarios procedentes de países tales como Rusia, Turquía, Italia, Armenia, Letonia o Alemania.

Para los que no sabéis que esto del “médium training”, es algo similar a lo que ya hice al poco de llegar a Ljubljana –y que podéis leer su reflexión aquí también, jej-,  solo que, más que formación a la llegada de mi “arrival training” en dónde se concentraban más en hacer del grupo una piña; en mi “medium training” es ver cómo están yendo las cosas en tu organización, lavarte un poco la cabeza con el “choque cultural” y el modo de ser de los eslovenos, y trabajar aspectos resolución de conflictos –inviables como sabéis en mi organización de acogida- y youthpass –una especie de currículo de competencias del aprendizaje no formal que estoy recibiendo que merece un post aparte-.

Sea como sea y entre todo el abanico de actividades que hemos hecho, una de las actividades ha consistido en leer una carta que nos escribimos a nosotros mismos hace 6 meses -en ese “arrival training” del que os hablo-; en ella deberíamos decirnos o alentarnos para seguir adelante en la recta final de los seis meses de voluntariado que nos quedan y hacer frente a lo que llaman “Curva Motivacional del Voluntario”, en dónde según la cual yo debería estar estabilizado tras una subida de mi etapa intermedia -mirar el dibujo, jej-.

Por ese motivo, y porque sé que hace mucho pero que mucho –incluso me atrevería a decir que muchísimo- tiempo no dejo ver a mi Juan más interior por este blog por la culpa profesionalización del mismo, y porque algunos de los que aquí cito, tampoco es que lo conozcan demasiado; he decidido transcribirla y ponerla en la categoría de “Cartas a…”Deciros que no recordaba mucho que había escrito en ella y al releerla me di cuenta de lo mismo que suelo pensar cuando releo algunos post en este blog; “¡Que gilipollas era!”. ¿Madurez? ¿Nostalgia? ¿Diferentes prioridades? ¿Habituación -si es que existe este palabro-? La verdad que no lo sé, pero no os aburro más y os dejo con la carta.

Acto seguido y tras su publicación, algunos recibiréis un mensaje en facebook porque os nombro; otros por twitter, así que si estáis, pensar que es por algo -y si no, lo será también-, pero como se suele decir cuando nombras a alguien por evitar que la gente se queme por aquello de no aparecer “no están todos los que son ni son todos los que están”, jaja.

¡Sed felices!

Querido yo -del futuro-;

No sé si recuerdas como fue que te metiste en este embolao, pero te diré que fue gracias a la idea de Alenka Oblak que todos los voluntarios de tu promoción os escribierais una carta al futuro de dentro de seis meses. Y “voi lá!” fíjate tú que después de dar vueltas en la cama sobre el tema, y los escasos tiempos que os dejaban para estar solos –ya que siempre era mejor dejarlo para después, porque te apetecía conocer a la gente antes que sentarte a pensar sobre ti mismo dentro de seis meses- al final conseguiste hacerte con esta carta que espero que sirva de realmente de algo cuando la vuelvas a abrir.

Y es que ¿Cuánto tiempo ha pasado? ¿Tres? ¿Cuatro? ¿Seis meses desde que tomaste la decisión de cambiar tu vida radicalmente? ¿Y? ¿Qué tal va ese voluntariado? ¿Ha mejorado algo las relaciones entre la jefa y tú? Es que parece mentira, pero con tan solo dos semanas por Ljubljana y ya algunas de las movidas que has tenido que vivir, no quiero saber que nos deparará mi futuro o cómo haya sido tu pasado, por lo que sencillamente preguntaré ¿mejor?

No tan mal si estas leyendo esto ¿no? Vale sí, seguro que has tenido caídas duras, como enfrentarte a una conversación en inglés o hacer cosas que no estaban en tu contrato ¿no? Pero mira atrás ¿saliste o no saliste adelante? Pues quédate con eso, de que a veces tres más débil de lo que realmente eres; no te confundas, tú eres fuerte, puedes con esto y más, que no se te da bien el inglés; practica, que no haces el trabajo que te gusta; comunícalo en la medida que sea posible, puede que este voluntariado no sea el trabajo de tu vida pero seguro que ganarás confianza en ti mismo en cada caída, como suele decir Segundo “nadie dijo que la vida fuera fácil” e incluso Rebeca “¿acaso te veías del educador el primer día de la carrera?”

Pues predica con el ejemplo, mira todo con optimismo y que tambaleas apóyate; apóyate en tu familia -papá, mamá, tu hermano, tus abuelos-, quizá uno de los pilares más importantes de tu vida y que por lo general no se suele apreciar, apóyate en tus amigos -los de verdad-, aquellos incondicionales incluso en el tiempo; Segundo -quizá otro de los pilares fundamentales de tu vida que seguramente cuando leas esta carta, habrá regresado a los madriles-, Vanessa, Rebeca, Renato y Tine, Ruth, Juan, ¿Nuria?, Patricia -si sé que es de la familia, pero también amiga ¿no?-, Silvia, Aworullin, Almudena, Agata y Dani, Sandra… –me acabo de dar cuanta que tengo más amigas que amigos, jaja- incluso en los que no piensas -no os peguéis habéis aparecido así en mi mente, jaja-; Joan, Cris, Ainoa, Lola, Maru, Lara, Mamen, Gorka, Diego, Carmen, Inés, Raquel, Marisa, Ana, Marcos -y si no, habrá otros ¿o acaso no es un ser sociable?-, prueba con Edu, Paula, Goram, Liisi… parecen buena gente e incluso al ser voluntarios como tú, pasarán por tus mismos estados anímicos y quizá te comprendan más, ¿cómo es eso de que “la unión hace la fuerza”? Pues aprovéchala, y si fallan, no te olvides el pilar es importante; TÚ.

TÚ eres el más importante, nadie salvo TÚ no saber mejor que necesitas en cada momento, TÚ siempre salido de los agujeros más profundos y las cuestaarribas más empinadas; ¿por qué esta vez va a ser diferente? ¿Te parecen pocas las columnas que tienes? Yo creo que no, sólo necesitas valorarte, y ya veras, o cuando leas esto dirás; ¡coño! Si es verdad”, “si esto que parece un mundo y un enorme desfiladero tenía un puente al lado”, incluso, es una carta de te escribas -si es que temes tanto al puto inglés- sea completamente en inglés.

Así que sin más, disfruta, no todo mundo tiene esta oportunidad, así que aprovéchala; viaja, come, descubre, aprende… pero lo mejor de todo 1) quiérete un poquito más –que lo vales, de verdad- y 2) SÉ FELIZ todo lo que puedas –en mayúsculas y con negrita- como tú decías antiguamente “ser felices en todos los matices” y recuerda que la felicidad, son todas las cosas de la vida que aunque pequeñitas, sumadas hacen una muy grande, como dice el dicho “no es una estación a la que llegar, sino una forma de viajar”.

P.d. -> Y por si acaso y tanto tú, como alguien de tu médium training, lo necesita explícale  tu teoría de la espiral, en la que todo parece confuso, lleno de círculos y curvas que parecen no ir a ningún lado, pero sólo tienes que seguir la línea para salir de ella cuando quieras, porque toda esa espiral es  eso, una línea y todo llega -aunque a veces nos cueste verlo-.

Fdo. Yo mismo

Anuncios

Comentarios»

1. Diego Redondo - 7 febrero, 2013

Tú vales mucho. Tú eres fuerte. Tú puedes con todo. Se feliz y disfruta de cada segundo que pases en tu voluntariado. Habrá momentos duro, pero tú puedes con todo.

Como decía Extremoduro en su disco “Pedrá”: “Y caer mil veces más, y levantarse de nuevo, sin más bandera que sus huevos…..”

Espero poder verte pronto por tierras españolas y tomarnos un cafetillo.

P.D.- Me ha hecho mucha ilusión que te acordaras de mí.

jmorsa - 7 febrero, 2013

qué poetico, tio! jaja, es que por mucho que no te escriba todos los días, o esas cosas, te tengo en un minipodio, como alguien con el que me ha gustado compartir y seguré compartiendo, vida aprendizajes, cañas, a mi vuelta, volvemos al crif a promocionar la nuve, eh? y si puedo al cita :¬)

2. Marcos Cadenato (@mcadenato) - 7 febrero, 2013

Gracias, Juan, por acordarte también de mí, después de aquella penosa impresión que sacaste de mí en los Madriles con aquel “Mónster” de Periodismo y el subjuntivo, el gerundio y la madre que los pario… Bueno, luego también hemos tenido ocasión de resarcirnos y de compartir kddas, EABES, Kuentalibros y el susto inicial fue desapareciendo poco a poco… 🙂
Y es que no lo puedo decir mejor que mi maestro y amigo: “Más de cien palabras, más de cien motivos / para no cortarse de un tajo las venas,/ más de cien pupilas donde vernos vivos, /más de cien mentiras que valen la pena”.
Así que ánimo, que “hoy es siempre todavía…”

3. Maru - 7 febrero, 2013

Oleeeee
Ese es mi Morsita, el que no para de crecer y hacerse grande. Nunca te rindas y sigue luchando por crecer y mostrarle al mundo lo que vales. Ya sabes que recuerdo nuestras conversaciones y cada vez que alguien dice algo de medias verdades o medias mentiras me acuerdo de tu risa, tus comentarios y vuestras gracietas – las tuyas, las de Marcos y Gorka-.
La vida está hecha de retales, de momentos y de risas.
Sigue así. Eres grande, muy grande y que el mundo lo sepa.
Un besazo
Maru

4. ainhoa (@ainhoaeus) - 7 febrero, 2013

Aupa Juan! Algunas ya estamos deseando de volver a verte pero no tengas prisa, disfruta todo lo que puedas, incluso en las penurias. Seguro que hasta has crecido físicamente a lo largo de la experiencia, emocionalmente sin duda, eso a nada que vivas no dejarás de crecer. Y dales un poco más de kaña a los eslovenos y a las eslovenas también 😉 ¡¡¡Un gran abrazo y mucha fuerza!!!

5. Escuela Gran Vía - 7 febrero, 2013

Déjame que respire antes de comentar, todavía tengo el corazón apretado por la fuerza de tus palabras 🙂
Nos leemos a pesar de la distancia, hasta hemos disfrutado de un ensayo de entrevista por Skype y estoy segura de que dentro de poco, nos daremos ese abrazo grande que anda pendiente ¡No me olvido de la tarta de queso!
Besos, ánimos y… sé feliz Juan!!!

6. Inés - 7 febrero, 2013

Sorprendida y emocionada por encontrarme en tus pensamientos. Cuando pase el tiempo y eches la vista atrás, verás que hasta las penurias de esa experiencia, te han aportado algo importante. Aprovéchalo al máximo. Un abrazo enorme y mucha, mucha fuerza.

7. Raquel - 8 febrero, 2013

Sabes que tu corazón es lo que te hace tan grande y tu fuerza viene del amor que le pones a todo lo que haces y aunque al releer te sientas inseguro o infantil ese es el matiz que te hace especial. Mirar con ojos de niño a tu alrededor y descubrir que todo lo que hagas puede ser muy grande es algo hermoso. Disfruta explorando y aprendiendo nuevas formas de existir. Un besote grande.

8. torcaz - 8 febrero, 2013

¡¡No tengo palabras!!!!!!!Siempre me llegas al corazon.Gracias hijo.

9. jmorsa - 11 febrero, 2013

Bueno, creo que ya va siendo hora de contestar a todos, por ello y porque no quería enviar un mensaje por cada uno de los que os pasarais por aquí he decidido hacer un comentario para todos yendo uno por uno, jeje.

Marcos; la verdad que mucho ha pasado desde que aquel primer día me intimidaras con tu vozarrón y tu aspecto. Hoy la verdad que me gusta tenerte por ahí, en un espacio atemporal, porque sí que es cierto que apenas nos vemos, hablamos o intercambiamos palabras aunque sea en un mísero tweet, pero creo –o al menos yo- que estamos algo al día el uno del otro, y vale, puede que a lo mejor no me escuche todos tus podscast y tal, pero si me mola ver qué paso con, y tu eres uno de los que suelo mirar, jaj. Muchas gracias por tu poema y nos vemos por aquí hasta nueva orden, ¿ok?

Maru; siemrpe tienes una palabra amable que decirme, y fue `por ti por lo que empecé a interesarme sobre la posibilidad de estudiar para profe de lengua, aunque ya se sabe, ahora con la crisis poco, jeje. Fuera de ello, tengo ganas de reunirnos el cuarteto de nuevo una noche y cantar por soleares alguna de sabina, eso sí, teniendo la letra a mano, que siempre recordamos el estribillo pero lo que es lo demás… ¿o es una media mentira?

Ainoa; La verdad que esta experiencia pese a las hijoputadas de mi jefa está siendo extraordinaria, pero es lo que tiene salir de tu zona de confort, das con la zona mágica, ¿no?, vamos, que estar en un país diferente te ayuda a valorar más el tuyo y a huir un poco de la palabra crisis que en España no dejaba de martillearme la cabeza una y otra vez :¬)

Marisa; Anda, anda… que no es para tanto, tan solo digo verdades en esa carta y como siempre somos muy de quedarnos las cosas y no compartirlas ¿por qué no comunicarlas? Pues ¡ea! desde siempre me has apoyado mucho sea en la entrevista por skype como por lo que sea, y siempre con mucho cariño para lo poco que te dao yo, la verdad. En cuanto a la tarta, no sé si volverme antes solo por degustarla jajaj ¡que ganas!

Raquel; no hablemos de tamaños que no sé quien lo tiene más grande, ¿eh? El corazón digo, jaja. Ojalá nunca pierda esa mirada de ver al mundo compasión porque dejaría de ser yo mismo. Un megaabrazo

Y Tocaz para todos –mama para mí-; no hace falta que tengas palabras para contestar a lo que lees pero si guárdame unos mimos para mi vuelta, que los echo muchííííííísimo de menos. Te quiero!

Y a todos, ¡un -espero que- hasta pronto! Bye!!

10. Patricia - 21 febrero, 2013

Primiiiii!!!! Jo…. No se ni que decir… Amigos siempre… Siempre te he dicho, que los amigos se eligen, la familia no… Yo te elijo siempre… incluso a pesar de nuestras familias.

Eres mas pequeño que yo y a veces me veo admirandote, viendo lo fuerte que eres y las ideas que tienes, la constancia y como no casi siempre una sonrisa y una mano para quienes estamos a tu lado.

Puedes con esto y con mucho mas!! no es algo que tengas que demostrarte porque ya lo sabes. Eres fuerte y te has tomado este voluntariado como lo que es, una oportunidad de mejorar ciertas cosas, un instrumento de ayuda que te llevará a donde de verdad quieras estar.

Te quiero mucho guapo!! Cuidate!! Y hazme una llamadita de skype, que te extraño harto.

Un beso.

11. ¡Bienvenido presente! | CAMINANTE NO HAY CAMINO - 28 agosto, 2013

[…] Pero también dejaré la postal de Madrid -que me recuerda de dónde soy y de dónde me siento orgulloso de ser-, dos corazones -que me dicen que Eslovenia aún hay gente que se acuerda de mi- y aquel dibujo del castillo, de Rubén –el gran Rubén Diáz Caviedes como muchos le conocen por internet- de George Bernard Shaw que me recuerda que “si he construido un castillo en el aire, no he perdido el tiempo, es allí donde debería estar. Ahora debo construir los cimientos debajo de él” –esto parece la carta que escribí a mi mismo en el SVE, jaja-. […]


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: