jump to navigation

¡Bienvenido al 2014! 6 enero, 2014

Posted by jmorsa in Epifanias Varias, Noticiones.
trackback

Como más de una vez he dicho por aquí, tengo un word donde guardo pedacitos de post; de inspiración, de sentimientos a los que trato de dar forma por aclararme yo también que es lo qué tengo en el coco, de cielo, de infierno… que nunca llegan a ver la luz por miedo al qué dirán o que pudieran producir.

Y es que, aunque reconozco no tener mucho tacto en primera persona, al hablar y a veces me faltan luces para encontrar la frase perfecta que encaje con las situaciones, creo que debería tener la boca cerrada, por aquello de quien me escucha no sepa de qué palo voy y la mano quieta; por aquello de quién pueda acceder esta entrada y lo fácil que es que este o esta -en el mejor de los casos fortuito lector- malinterprete el texto escrito por no estar acompañado de emoticonos que suavicen lo aquí expuesto -ya saben esa teoría del caos que dice que “cuando una mariposa bate sus alas en lado opuesto del mundo se crea un tornado” ¿no?-.

Pero, entonces…. ¿Dónde queda pues la libertad de expresión cuando sabes el efecto o el daño que pueden ocasionar tus palabras? ¿Cómo puedes contrarrestar tu necesidad de desahogo, de describir cómo y qué sientes, qué vives o estás viviendo con el ímpetu curioso -en otras palabras “cotilleo”– de tus lectores? ¿Y si encima esos lectores están directamente implicados con ello? ¿Te creas un nuevo blog? ¿Te compras un diario con los de antaño, con cerrojito y todo y lo guardas debajo de tu colchón?

La verdad es que me gustaría tener respuesta todas estas preguntas para deciros; “¡sí! compraros un diario” o “a quien le pique, pues se rasque” pero 1) creo que ya no tengo edad para andar jugando diarios y 2) no me siento tan egoísta o mala persona -por no decir que no me apetece que peligre mi estado de pseudobienestar social- como para no pensar en quien me lee -¿A quién le puede interesar mi caos? ¿Con qué motivo?-.

Atrás quedan los años donde tener un blog era “cosa de frikis”, y muy poquita gente sabía que se escondía -si es que acaso alguna vez llegaban de casualidad- tras eso de “jmorsa”; pero es que hoy en día y en pleno siglo XXI -con esto de la infoxicación- ya casi todo tiene un blog, y entonces ¿Dónde queda pues el uso del blog personal? El blog termina siendo como la guarida secreta del Capitán Cavernícola -“aquí no vive el Capitán Cavernícola”-, como ese diario secreto de antaño que en lugar de bajo el colchón lo dejamos sobre la mesa con un cartel que ponga “Diario de Greg, no tocar”… ¿Debemos pues empezar a escribir con siglas rollo “el otro día con L. hable de C.” como hace la genial @senyomiryam en su blog “Desde mi libertad”– ¿Y si encima llega el momento en que L. y C. leen también tu blog? ¿Les cambias los nombres como las “true stories” de la televisión? Pero no nos engañemos, es que ellos lo van a saber igual, ¿o no? ¿y si a eso le añadimos un espía que sólo lee y no twittea? ¿Y una madre que empieza a incurrir en las nuevas tecnologías y es fan de “jmorsa” en facebook?

Sea como sea, este aluvión se me cae encima con la llegada del nuevo año -al menos, esto está siendo escrito en la soledad de la madrugada del día 1; si, mientras vosotros estáis de fiesta, jaja-, con la sensación de que a lo mejor -o quizá-, debería cerrar etapa; como en su día hice con el geocities, como el adiós de entonces al fotolog o como en su día trate de hacer con este blog cuando Windows.life me obligaba a migrarlo a wordpress -¿os acordáis de mis top 10 de libros, películas y frases célebres? Quizá no porque llegasteis mucho después-. Porque 13 años en la blogosfera ya son muchos, por el qué dirán, por probar otros medios, por…per… Pero ¿Es realmente lo que quiero? ¿Y qué pasaría pues con mi vlog? ¿Qué pasaría con ese “Jmorsa”? ¿Y con “Educavlog”?

No lo sé, sencillamente son reflexiones que antes de dejarlas en ese word abandonado quería que vieran la luz en pro y lucha de otras tantas; otras tantas que quedan atrás; otras tantas en la retaguardia y otras tantas que esperan su momento.

Este año no reflexiono sobre propósitos porque ya sabéis que opino sobre ello, pero ¡oye!; he cumplido 7/12 “debos” que me propuse hace ni se sabe cuánto tiempo atrás, TODOS los “debos” que me propuse antes de acabar mi servicio de voluntariado europeo y 2,3 de mis 10 cosas que hacer antes de morir –ese 0,3 es por la lengua de signos que tampoco es que la domine al 100% pero si para entenderme con Segundo, jaja-, siendo posible que este año cumpla una más -de este año no pasan esos osos marinos ¿eh Silvia?-, y a ver si con suerte toca la flauta y me mejoran el 1 ¿no? -y no lo pierdo, que la cosa está muy malita- por lo que seriamente, no puedo decir lo contrario; no me puedo quejar ¿no?

Sea como sea y a modo de resumen -antes de felicitaros el año como es debido-, os diré que estoy genial en mi nuevo trabajo -siempre mejorable pero como dice mi madre; “forma parte de mi soberbia de querer mejorar el mundo”- aunque a veces G. -tranquilos, que no soy tan tonto de poner la primera inicial de su nombre- me desconcierta un poco porque no sé si es así o está a malas conmigo; que si hoy leyera mi horóscopo estaría a full de estrellas en todos sus ítems, que el doctorado va; pasito a pasito, unas veces más rápidos, otros pequeños pero va y que mi vida en general y salvo pequeños brotes bipolares está bien, pero no de ese “bien” que contestamos por compromiso para evitar preguntas incómodas, va “bien de verdad” -aunque a veces desearía tener más tiempo y siempre podría subir a un “muy bien”-, que con este tiempo es como quien dice “para darse con un canto en los dientes” por lo que sin más y con este post os doy -si tranquilos, no os voy a abandonar- la bienvenida a este 2014 y que “la suerte este siempre de vuestra parte” :¬)

Pd-> Aunque he dicho que este año no iba hacer nada de propósitos porque aún tengo muchos “debos” que cumplir –pese a que algunos han cambiado un poco de prioridad-, este propósito sí que me lo pongo en lista, porque creo que ya va tocando:

– Visitar y conocer de una vez a Dani (Moraleja, Extremadura), Luca (Andujar, Andalucía), Hugo (Zaragoza, Aragón), Carlos (Olivares, Andalucía) –aunque no tiene por qué ser en ese orden- y las futuras Paula (Palencia, Castilla León) y me supongo –porque les puede aún la indecisión- Alicia (Tabaiba, Tenerife) mi sobrinita, porque no sé si os lo he dicho; como notición del 2014… ¡¡voy a ser tío!! :¬)

¡¡Feliz año nuevo pupilos!! ¡¡Feliz 1985, 2014!!

Anuncios

Comentarios»

No comments yet — be the first.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: