jump to navigation

12 meses 12 educadores sociales | Enero: Patricia Hernández Sanz 2 enero, 2017

Posted by jmorsa in 12 meses 12 Educadores Sociales, Dedicatorias?, Educación.
Tags: , , ,
trackback

Ya estamos en enero y con este mes nuestra cuarta miss, digo educadora social: Patricia Sanz :¬).

Seguro que más de uno empezará a pensar y asociar a Patricia Hernández “Sanz” con Juan Morata “Sanz” pensando que como dice el refranero español “aquí hay gato encerrado”, o en otras palabras; “enchufe”.

¡Pero nada más lejos de la realidad! Pese a que y quien os traigo hoy es familia (concretamente, mi prima), era una de las primeras personas que pensé cuando hice este particular tag.

Y es que si tuviera que contestar yo mismo a las preguntas que hago a los educadores y educadoras,  la razón por la que fui educador es en mayor medida, parte y responsabilidad de ella (¡qué responsabilidad! ¿eh?)

Pero vayamos por partes: Recién acabadas las prácticas del módulo de animación sociocultural (allá por el 2003-2004) en la ONCE, y con un 4,99 de media en selectividad que no me dejaba estudiar psicología (que era lo que yo inicialmente quería) tenía dos opciones; enfrentarme al mundo laboral con un módulo de dudosa salida laboral (vamos, ser monitor de tiempo libre de por vida) o intentar completar mis estudios para tener alguna que otra oportunidad de ampliar el abanico que siempre he tenido de posibilidades.

Y así fue, me decliné por la segunda opción tras una quedada con mi prima, en donde en una cafetería me explicó qué era y a qué se dedicaban los educadores sociales, me demostraba por qué eran mejor que los trabajadores, en qué cosas estaba trabajando y que cosas estaba estudiando y yo para mis adentros pensando “si ella ha podido ¿por qué no yo?”, y ¡ta-chan! empecé a estudiar una carrera que lejos de mi media de cincos y bienes que venía arrastrando en bachillerato y en el módulo con algún que oro ocho, a convertirse en ese ocho pero de media y decir “creo que he dado con mi elemento”.

Y si, hoy en día aunque a veces me inclino más por la Psicopedagogía que la Educación Social, pora quello de que su opinión tiene más eso (algo bueno tiene que tener que una fuera, porque ya no, una licenciatura y otra una diplomatura ¿no?), sigo estando orgulloso de haber estudiado una carrera tan vocacional y gratificante como Educación Social, llegando al punto de celebrarlo a veces por todo lo alto, como habéis sido por aquí testigos jaja.

En fin, fuera de mi vida, que para enterarse de ella ya hay otras entradas, os presento a Patricia Hernández.

306536_10151374662739933_796201610_n

Si la he querido traer aquí, ha sido mayormente por rescatar de ella, es su manera de reivindicar las cosas, su activismo. No su lucha para conseguir seguir viviendo de lo que le gusta, la educación social (porque para eso ya traje a Rebeca hace dos meses) sino, su forma de trabajar y revolucionar el mundo desde las pequeñas cosas, desde su universo más inmediato. Y es que creo que Patricia, lejos de ser mi prima, es entregada, recta pero respetuosa, sabe donde esta ella y sus destinatarios; porque en este tipo de trabajo aunque hay momentos en los que estar más que horizontal con las personas que trabajamos, no dejamos de ser una figura a respetar y que está para hacer ver cómo se tienen que hacer las cosas bien, aunque a veces nos cueste aplicarlo a nosotros mismos, consciente y con confianza.

Por lo sin más, vamos allá con la entrevista, un abrazo, feliz año a todos (que ahora es lo que nos toca decir) y espero que os guste. ¡Hasta el mes que viene (en cuanto a esta sección, jaja)!.

1. ¿Qué es para ti la Educación Social?

Para mi la educación social es una vocación, una forma de vida, pero también un trabajo.

 2. Y te dedicas a esto porque…

Me dedico a esto porque es la forma mas directa de contribuir a la construcción del mundo que tengo en mente.

Desde pequeña, en mi familia se me educo en unos valores que hoy podrían parecer utópicos (igualdad, tolerancia y respeto, cooperación, solidaridad que no caridad, etc…).

Con el paso de los años comienzas a ver que no es la realidad existente y supongo que mucha gente lo asume y se adapta. Yo no, yo soy una “desadaptada”, soy una “antisistema”, porque me parece un sistema injusto y desequilibrado. Como profesional soy educadora social porque es el único resquicio que este sistema corrupto permite para paliar sus efectos.

Soy educadora social porque la utopía es el único camino para el cambio.

3. En la actualidad… ¿trabajas algo relacionado con la educación social?

Desde que termine la carrera hace ya 15 años, no he dejado de trabajar como educadora social.

He trabajado en distintos ámbitos: drogodependencias, familias, menores, violencia de género y cooperación.

Actualmente, soy educadora en Centros de menores de la Comunidad de Madrid. Llevo ya 9 años dentro de la red de Centros de menores, dando vueltas con mil y un contratos diferentes en jornada, horario, salario y centro de trabajo, así que puedo decir que lo conozco bastante bien. Aunque me gusta el trabajo con menores, no es mi trabajo ideal, porque considero que el enfoque esta equivocado desde la base. En la Comunidad de Madrid la familia va antes que el menor como se dedujo del cambio de nombre del ya inexistente Instituto del menor y la familia que paso a ser de la familia y el menor para luego desaparecer entre la maraña de la Agencia Madrileña de Atención Social junto con su presupuesto de organismo autónomo.

El enfoque de trabajo dentro de los centros y la visión generalizada de la Comunidad de Madrid como administración, permite encontrarnos menores que llevan 8  y 10 años en los centros. Y hay que tener en cuenta que un Centro de Menores no es el mejor lugar para crecer porque en ellos se juntan menores con diferentes problemáticas y vidas muy desordenadas y se influyen mutuamente. Los Centro de menores han de ser concebidos como la vía de escape urgente para situaciones donde los menores están siendo privados de sus derechos y no hay solución posible desde los centros de Servicios sociales con el menor integrado es su núcleo familiar.

En mi opinión debería haber concreción en los tiempos de actuación y no permitir que un menor este más de dos años en un centro, en los cuales si la familia no consigue arreglar su situación y la familia extensa no se hace cargo tampoco, el acogimiento o, dependiendo del caso, incluso la adopción, deberían ser obligatoria por orden judicial por el bien ultimo del menor.

4. La educación social como ámbito profesional ¿Qué opinión tienes sobre ello?

Pues como ámbito de trabajo, podría ser mejor. Podría estar mas regulado, mas reconocido(no solo económicamente, que también).

Desde que empecé he pasado por mil sitios, la verdad es que comencé en una buena época y nunca me ha faltado el trabajo.

De hecho he llegado a tener tres contratos a la vez,  uno de turnos de 24 horas(40h a la semana, otro de 23h a la semana y por ultimo suplencias esporádicas con contratos por día o por noche. En fin, un infierno, todo eso a la vez. Tenia 25 años, muchas ganas de trabajar y mi cuerpo aun lo aguantaba.

Por primera vez en muchos años tengo un solo trabajo cuyo sueldo me permite mantenerme y que me deja tiempo para tener una vida personal que hasta ahora muchas veces era dificil.

En la actualidad es difícil encontrar un trabajo de educador social mínimamente estable en horario, duración y salario.

La administración no reconoce la categoría de educador social, no convoca oposiciones y las bolsas de empleo que convoca no reconoce la existencia de nuestra profesión y pide, en muchos casos, nivel de formación profesional para abaratar costes.

A esto no ayuda el hecho de tener en Madrid uno de los colegios profesionales mas flojos de la profesión. El Colegio profesional de Madrid no da los servicios que se supone que debe dar y no es barato, aunque hay que decir que recientemente he sabido que no recibe ayudas de la administración porque ha decidido autogestionarse y no depender de aquellos a los que en muchas ocasiones tiene que enfrentarse, lo cual es muy loable y tendríamos que apoyar. Cuanta mas gente colegiada mas fuerza. Son momentos difíciles económicamente pero sin duda esta es una buena inversión.

La educación social, al menos el área de trabajo directo con los colectivos, es muy dura. Y es de profesionales conocer nuestras limitaciones así como saber aceptar que, estar en contacto con tantas problemáticas y darse de cabeza contra un sistema que perpetúa la desigualdad con toda su idiosincrasia y su burocracia, nos afecta personalmente y afecta también al trabajo que hacemos. Por ello de vez en cuando, al menos yo, tengo que salir de este trabajo para tomar perspectiva. Abandonar el trabajo directo con los colectivos, dedicarme mas a la gestión y evaluación de proyectos, para oxigenarme, para volver.

5. ¿Qué mejorarías de la formación que recibimos los educadores sociales?

Considero que la formación universitaria es deficitaria, se queda corta. Cuando yo la realice aun había distinción entre diplomatura y licenciatura y siempre pensé que debería ser una licenciatura con especialidad en los dos últimos años, al igual que ocurre en psicología.

Somos educadores y no se trabaja igual con unos colectivos que con otros. Conocimiento de las carencias y especificidades de cada colectivo, legislación que les afecta, conocimiento de las ayudas para derivar a los trabajadores sociales, metodologías y herramientas de trabajo y sobretodo de comunicación, etc., son radicalmente diferentes si trabajas con drogodependientes, menores, familias, inmigrantes o mujeres victimas de violencia de genero por ejemplo.

El hecho de que esa especialización tenga que realizarse por medio de masters, curso de expertos universitarios y otras formaciones con un coste económico elevado lo único que consigue es que aquellos que no pueden permitírselo no varíen su forma de trabajo y por lo tanto no lleguen a conseguir los objetivos que se pretenden en los proyectos. Los mas afectados siempre son los colectivo diana que no reciben la ayuda adecuada.

6. La idea de estas entradas es la de visibilizar un poco el perfil y la figura del educador social ¿algo que quieras contar?

Sobre todo me gustaría hacer incidencia política a favor de esta profesión. Últimamente, concretamente en el ámbito en el que trabajo, se esta poniendo constantemente en duda a los educadores y educadoras  de los centros de menores. Los recientes acontecimientos en el Centro de Hortaleza han sido muy mediatizados e instrumentalizados políticamente.

No conozco exactamente el caso y por ello ni niego ni afirmo lo que los medios de comunicación relatan. Lo que sé es que las agresiones que se señalan han sido presuntamente cometidas por los guardias de seguridad, no por los educadores y educadoras. Que estos guardias de seguridad pertenecen a una empresa privada, que no tienen formación especifica para trabajar con menores, que además cobran un sueldo mísero y hacen turnos de 12 horas. Obviamente éstas no son razones para agredir a un menor, pero ya que se les encarga la contención física de los mismos, quizá debería enseñárseles como hacerlo sin causarles daño.

Señalar que si los centros de menores tuvieran el suficiente personal educativo, la suficiente atención psicológica y médica, seguramente no necesitarían guardias de seguridad. Habría que reducir la ratio, asegurar la atención en salud mental semanal para aquellos que lo necesiten(algunos son atendidos cada dos meses), etc.

Además, a nivel profesional, hay que tener en cuenta que hace ya 10 años que se abrió la ultima bolsa de educadores y mas de 18 años desde que salieron las ultimas oposiciones. Mucho de aquellas personas que sacaron plaza eran psicólogos que luego han ido yéndose a plazas propias de su profesión, otros se han jubilado… en algunos centros el porcentaje de interinidad es del 99%. Los pocos educadores que tienen plaza en propiedad son los únicos que pueden optar a puestos de dirección lo cual deriva en que no se accede a esos puesto por tener formación adecuada para ello, sino por descarte y enchufismos, ya que tienen que ser propuestos por otros directores. Solo pueden acceder a esos puestos personas que accedieron a sus plazas cuando para ser educador de menores solo se pedía tener bachillerato(aunque cierto es que la mayoría tuvieron que sacarse una diplomatura para poder seguir en su plaza cuando subió la categoría de nivel).

En fin… y yo solo visibilizo la situación en la administración publica, que es el ejemplo a seguir… imagínense como esta la privada, es decir, la mayoría ya que la política social de este país, es cada vez mas inexistente y sobretodo cada vez es mas un negocio.

Gracias Juan por haberme dado este espacio para poder explayarme, de vez en cuando es necesario reivindicar nuestro espacio y denunciar las malas practicas que se llevan a cabo. Un saludo a los y las educadoras sociales y ¡mucho animo!

Anuncios

Comentarios»

No comments yet — be the first.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: