jump to navigation

En barbecho 31 julio, 2018

Posted by jmorsa in Epifanias Varias, Noticiones.
Tags: , ,
2 comments

formacion-byn

Dice Jung que “quien mira hacia afuera sueña, pero quien mira hacia dentro, despierta”.
Por eso, y al igual que la tierra necesita descansar para renovarse, regenerarse y que haga su proceso de autorregulación recuperando así sus nutrientes y vuelva a estar en condiciones de dar nueva vida, he decidido tomarme este agosto como un tiempo de barbecho en el que tener mi momento de quietud, recogimiento, introspección y quitarme un poco de la dependencia que tengo a estar conectado al mundo 2.0.
Vale que al no estar, puede perjudicarme laboralmente hablando por aquello de que como gracias al estar presente en las redes sociales e ir demostrando mi potencial en la educación he ido consiguiendo gran variedad de oportunidades que jamás se me hubiesen pasado por la cabeza en este ámbito, pero aprovechando también que agosto es un mes neutro para la educación, he pensado que esta desconexión (que tampoco se puede decir que sea total, dado que aunque estoy de vacaciones en mi principal trabajo, aún sigo con pendientes que tendré que hacer), este tiempo y espacio para mi sería perfecto (o casi, porque buscaba también desconectar de todo del todo, jaja) en un momento como éste.
Pero… “¿Cómo lo vas a hacer?” (pensaréis), pues…
 1. Fuera Redes. 
 La presencia en la red para compartir materiales, buscar y gestionar información o establecer lazos profesionales conlleva un coste personal muy alto. Y es que el hecho de que podamos acceder a la red en cualquier momento desde cualquier lugar nos hace muy difícil desconectar, por eso he decidido eliminar las redes del móvil para como quien dice “no caer en la tentación”.
¿Esto significa que no volveré a twitter o instagram? No, obviamente y como ya dije, esto se limitará sólo a agosto (cosa que para la dependencia a compartir será ya de por si un reto) y twitter me da vida y trabajo que no pienso renunciar, por lo que volveré en septiembre con algunos noocs que tengo pendientes con el INTEF. Siento los afectados por otras redes, como los que cumplís en agosto, esto atañe también a facebook jej.
2. Desactivando notificaciones. 
Como suele decirse “otro que también baila”, jaj.
De igual forma que twitter o instagram no deja de infoxicarme con la vida de todos y lo “bonito” de la educación (como dijo mi compañero @Gorkaprofe “es verano y aun no he visto ningún tweet que haga alusión al verano, todo es educación”, con wassap y el mail me pasa algo parecido.
El ruido (link) que hace mi teléfono al notificar que tengo un wassap o un mail me hace inmediatamente atender qué está pasando, por lo que he decidido copiar a Carlos C. y ponerlos en silencio. De esta manera, soy yo quien elijo cuando lo miro y no el ruido que me llama a lo “soy un mensajito”.
3. 4 horas máximo. 
Si, aunque suene a “¡Ala!¡Qué puto exagerado!”, entre trabajo y ocio a veces estamos eso y más conectados a las pantallas.
Por suerte 4 de esas horas que son las que me dedicaba en el cole, ya me las quito, pero eso no quita para que no trabaje ultimando los detalles de los noocs que ya me pagaron en INTEF o la dirección del Máster de Dirección de Centros en la CEU San Pablo (sí, aunque los másters estén de capa caída gracias a Cifuentes), vuestro narrador es Director de un Máster, y eso exige coordinarme con los creadores de contenido, para que esté listo en septiembre, octubre jaj.
Así que intentaré limitarme a las horas estrictamente necesarias de trabajo, usando el GTD para por ejemplo, la limpia de mails (si queréis que os hable del tema hacérmelo saber en los comentarios).
4. Más lectura y series.
Flipo con la gente que aún de pié y de mañana ve series como si no hubiera un mañana o hablan de cosas como que si “el cuento de la criada”“juego de tronos”“vikingos” y es como… “¿En que tiempo os da la vida para todo?” porque yo si acaso habré visto capítulos sueltos e inconexos.
Pues bien, este mes me propongo la serie de “13 razones”, que aunque han querido alargarla una temporada más, la primera tiene final y leer “Patria” de Fernando Aramburu (es sólo un mes, no puedo ponerme objetivos imposibles).
5. Más ver a mis padres. 
Por lo mismo que el punto cuatro y porque los fin de semana me da una pereza horrible bajar a verles tras una semana intensa de malabares laborales, con la excusa también de ver a mi sobrina, ir a la pisci y comer sano (a parte de sus cumples que pillan este mes), voy a intentar subir un par de veces en semana.
Este punto de forma inconsciente, creo que hará que cumpla con algunos de los puntos anteriores sin darme cuenta.
Por lo que sin más, ese será mi agosto; en el que no creo que salvo que me convenza mi cuñada para lo del camino de Santiago (se le ha metido en la cabeza ahora), no habrá mucho viaje y más bien poco que contar, aunque como dice Carolina “pinky promise” prometo volver e intentar escribir más continuado por aquí, como hablando con Montse salió no podemos descuidar los blog por tener redes sociales, se merecen una oportunidad como gran herramienta educativa que son, y valen como la Etxebarria dice “para curar un poco el alma”.
¡Feliz verano!
Anuncios