jump to navigation

Orgullo 10 enero, 2004

Posted by jmorsa in Txt.
1 comment so far

Como cada año, chueca se preparaba para una gran fiesta llamada orgullo gay en los días 27, 28 y 29 de junio, pero mucho antes de eso, yo ya estaba organizando grandes planes para esa semana puesto que A.Vane (hikaru) y Raquel (peke) me dijeron con la antelación de varios meses que querían ir, así que quedamos en hacer la jornada gay de empalme.

El viernes; quedaríamos Vane y yo a eso de las 5 de la tarde para ser los primeros en llegar, y Raquel saldría del Mc Donal (su curro) de Tres Cantos a las 11 de la noche por lo que a las 12 llegaría sin falta a la famosa plaza donde se concentra el mayor número de gays por metro cuadrado, donde nos haría dejar una llamada perdida cuando estuviera en las escaleras del metro y nosotros la iríamos a buscar, a partir de ahí seria la juerga padre ya que empezaríamos a bailar y hacer de todo, con la sola bebida de unas cocacolas, por si sale la pregunta de si éramos capaces o no de aguantar tanto trote…

En fin, como ya dije antes, Vane y yo nos pusimos en cabeza llegando a la plaza uno de los primeros, esta año parecía diferente, no lo habían decorado tanto, pero esos pequeños detalles nos daba un tanto igual puesto que a donde fuéramos allí iba a ser donde lo pasáramos bien y sería nuestra fiesta, fuera las fiestas del orgullo gay o las del Pilar.

Vimos antiguas caras conocidas y como lo planeado Raquel nos llamó a eso de las 23.30 para decir que había llegado. Todo estaba listo y nosotros de fiesta, bailando sin parar, pero empezaron los malos royos puesto que Raquel se trajo un visitante inesperado (su amante), con lo que la tuvimos que dejar a solas par que intimaran y nosotros seguir con lo nuestro. Fué una noche movidita, pero este sería el primero de muchos enfados que cogería Vane.

Al día siguiente sábado sería la gran manifestación estaríamos los tres y habría gran expectación. Vane tuvo el detalle de regalarme una bandera gay que fue firmando la gente a medida que los reconocíamos, al final dicha bandera desapareció porque se la llevó una tal Tamara, que a la madrugada se la devolvería a Vane y a Raquel. Fuimos a la manifestación y quedé con Santi, después de ver las grandes carrozas y a las locas desfilar nos fuimos pa chueca donde empezaría de nuevo y por segundo día consecutivo la marcha; la gente coreaba imnos idiotas como ¡arriba el royo boyo! etc, lo mejor de todo es que me rencontré con una chica del antiguo orgullo, Azahara, en el mismo lugar, a la misma hora y tan guapa como la recordaba pero esta vez con pelo largo.

En fin todo parecía ir bien, pero por la cabeza de Vane se barajaba una pregunta: ¿dónde está Miguel?, el “supuesto” hermano de Raquel no aparecía y la pobre chica se impacientaba, llegaron las 4 de la mañana y este sufrido narrador la lanzo la indirecta de que el tío pasaba de ella, ella se lo tomó mal y empezó a atacarme como jamás lo había hecho, sorprendido por su palabrería y sus puñaladas traperas, este sufrido narrador decidió alejarse de aquella movida y seguido por Santi acabé remojando mis pies en la fuente de Neptuno de Madrid, esto sería el final de una amistad, que aun hoy, a punto de cumplir prácticamente el año de ello, ninguno de los dos se ha arrastrado para pedir perdón, y sinceramente, creo que tengo razón.

*Textos copiados de txt de mi ordenador al blog tal y como los tenía escritos